Epigmenio Rodríguez presentó en La Casa de las Culturas de Bembibre su último libro, “El sol entre los rascacielos”, la segunda entrega de la trilogía “De Infernis”, que inició hace dos años con la publicación de “El color de las hayas”, su primera incursión en este género literario. Si la primera novela se desarrollaba en la montaña leonesa, en esta última cambia por completo el eescenario, ambientándose en gran parte en Nueva York. “Las ciudades como ésta tienen un reverso: basta mirar al otro lado y aparecerá su faz oculta… cuerdas buenas sólo para colgarse de una viga podrida”.

Recordamos lo que Manuel Cuenya, encargado de realizar la presentación en Bembibre junto al autor, dice en una reseña escrita para la ocasión:  Epi nos invita a bucear en estos bajos y sórdidos fondos humanos, con un estilo que se aproxima a lo cinematográfico, incluidos los ingredientes de intriga y ese final contenido en el inicio aunque sólo desvelado y revelado cuando uno finaliza la novela: recursos que también han sido empleados en algunas novelas de género negro, en otras de corte existencialista como ‘El túnel’, de Sábato, y aun en ‘Crónica de una muerte anunciada’, del genio Gabo. “El silencio lo invade todo, como si el cementerio fuera un lugar único, etéreo, un mundo en sí mismo, un espacio flotando fuera de la realidad”.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador