Juan Carlos Mostaza - Foto: PeatomViejo amigo y compañero de batallas en aquella Escuela de cine que un día fue, el leonés Juan Carlos Mostaza (aunque nacido en Valladolid) es un ya un consolidado director en el cine de animación en 3D.  Y me alegra que haya aceptado esta invitación para participar en Tardes de Cine. Será por lo demás el encargado de poner el broche de oro a esta edición.

Ingeniero en informática por la Universidad de León, es asimismo uno de los socios fundadores de “LaCatedral Animation Studio”, empresa dedicada a la postproducción digital para cine y televisión.

En la actualidad, Mostaza compagina su labor docente en Técnicas de Infografía y Animación en la Universidad San Pablo CEU (Madrid) con su actividad profesional como investigador en Captura de Movimiento en la Universidad de Cardiff (Gales) y  con la realización de cortometrajes de animación en cine. 

Sus trabajos Broken Wire, Casitas y Tiempo han participado en más de 300 festivales de todo el mundo, obteniendo más de 100 premios internacionales, incluida una nominación a los premios Goya, lo que da una idea más o menos clara de quién es este genio de la animación, que algún día –eso esperamos- llegará a Hollywood, si se lo propone de veras.

Tuve la ocasión de ver uno de sus primeros cortometrajes, quizá el primero, “The Insect”, que fue seleccionado en el Imagina (Montecarlo) en 2001, y ya se notaba su talento. Luego nos mostró Broken Wire, que fue un audiovisual ideado cuando aún era profesor de la Escuela de Cine de la Universidad de León.

Este singular y original  trabajo de animación en 3D fue concebido a partir de un simple ordenador portátil, en un tiempo record, gracias a la maestría y genialidad de su creador, que aplicó técnicas innovadoras en el ámbito de la animación.

A partir de una historia de encuentros y desencuentros, amores y desamores, una historia clásica, en definitiva, Juan Carlos Mostaza inventa y  desarrolla algunas técnicas innovadoras en el mundo de la animación, que nunca antes se habían aplicado en el cine. A través de “Canales de Ruido Dinámico” logra unas imágenes en Cinemascope extraordinarias, que nos dan la sensación de volumen, y nos envuelven en una atmósfera en la que el espectador llega a percibir hasta el  polvo que hay en el aire.

Los personajes, aunque sean alambres, nos comunican sus sentimientos a través de la expresión corporal y los vemos cómo se mueven en un mundo real. Uno, como espectador, tiene la impresión, desde el inicio del cortometraje, de estar viendo cine con personajes reales, en un ambiente realista, incluso hiperrealista.

Otra de sus técnicas innovadoras que empleó fue el sistema de “Captura de Movimiento basado en el Reconocimiento de la Piel Humana”, a través del cual  el ordenador detecta dónde está la piel así como las articulaciones, y de este modo consigue que un personaje en 3D se mueva como una persona real de carne y hueso. Este excelente trabajo de animación, cuya sugerente e hipnótica banda sonora compuso el leonés Xiberta Soto, le dio a Mostaza la nominación a los premios Goya.

Y después de Broken Wire, este apasionado del cine de Spielberg, Hitchcock, Amenábar, Ridley Scott, Coppola y Tim Burton, entre otros, nos ha deleitado con “Casitas” y “Tiempo”. Nos os perdáis la cita este miércoles, a las ocho de la tarde, en la Casa de las Culturas de Bembibre. Os encantará. Y quizá descubráis un mundo fascinante, el de la animación.

 

Manuel Cuenya

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador