El Bembibre regresó de Zamora con una derrota tan abultada como engañosa. Y es que a pesar del resultado los bercianos realizaron un buen partido, fueron mejores en los primeros 45 minutos y mantuvieron el pulso al encuentro hasta el minuto 85.

Tampoco ayudó el colegiado, que estuvo demasiado riguroso al anularle un gol a Aleixo por fuera de juego con el marcador a cero, y se tragó un penalti en la segunda mitad sobre Diego que podría haber supuesto el gol del empate. Jugadas que en determinados campos, cuando no son meridianamente claras, se terminan señalando siempre a favor del equipo local.

El gol del Zamora llegó a los 20 minutos del primer tiempo, en un contragolpe que finalizó Caramelo con un disparo desde la frontal. El rechace de Ivanildo lo recoge Sopale y con comodidad lo envía al fondo de la red.

Los locales no volvieron a inquietar a Ivanildo hasta el minuto 85, cuando en una nueva contra propiciada por un despeje que cayó a la espalda del central, cuando el Bembibre arriesgaba con una defensa de tres, Viti dejaba sentenciado el partido. Iñaki conseguía ampliar la ventaja en el minuto 88, con un buen remate de cabeza cuando los bercianos ya habían bajado los brazos.

La próxima semana el Bembibre recibe al Tordesillas, que llega a La Devesa después de perder la imbatibilidad en su campo frente al Cristo Atlético

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador