La fortuna que tantas veces le ha sido esquiva al Atlético Bembibre a lo largo de esta temporada, estuvo en esta ocasión de su parte para lograr una victoria muy importante cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario. Los bercianos no le daban una alegría a su público desde la jornada seis, cuando el equipo se encontraba pletórico y le endosó un 6-0 al San José. A partir de ahí el Bembibre entró en una espiral de resultados negativos que ha causado mella en la moral de los jóvenes jugadores rojiblancos.

El técnico bembibrese, Fernando Ministro, considera justo el resultado ya que fueron los rojiblancos quienes llevaron el peso del partido y, aunque no hubo muchas ocasiones de gol a lo largo de los noventa minutos, hicieron méritos suficientes para sumar los tres puntos. Lo cierto es que el Bembibre arrancó con mucho brío, pero la buena disposición defensiva del Villaralbo y la precipitación de los locales a la hora de finalizar las jugadas, permitieron que Sevi permaneciera casi inédito en muchas fases del encuentro.

La clave del partido pudo estar en la expulsión de César Simón por doble amarilla en el minuto 15 de la segunda parte. César ya había visto una tarjeta en el primer tiempo, y el colegiado le había perdonado la segunda amarilla en más de una entrada brusca sobre Tano, hasta que no tuvo más remedio que mostrársela. Pero el jugador palentino también fue protagonista en sentido positivo. Suya fue la mejor ocasión del partido para el Villamuriel, segundos antes de que el colegiado señalara el final del primer tiempo. Una internada por la banda izquierda que le permitió encarar a Ivanildo, pero el guardameta bembibrense hizo un gran alarde de reflejos para evitar el gol.

La superioridad numérica no sentó bien a los de Ministro, que volvían a precipitarse una y otra vez tratando de llegar con demasiada prisa al área contraria, lo que provocaba continuas pérdidas de balón que el Villamuriel, que nunca renunció al ataque, trataba de aprovechar también sin demasiada claridad.

Cuando el partido agonizaba, llegó el regalo de Reyes de Aleixo, que este año se había disfrazado de Baltasar en la cabalgata bembibrense. Recogió un rechace en una jugada embarullada dentro del área y fusiló a Sevi, sin que este pudiera hacer nada para evitar la derrota de su equipo. Un gol que fue muy celebrado por jugadores y aficionados, por la importancia que tiene para romper una racha negativa demasiado larga, y afrontar con mayor tranquilidad la próxima salida al siempre complicado campo de La Bañeza.

Hay que señalar que antes del comienzo del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del Expresidente del Atlético Bembibre y Presidente de Honor del Patronato Deportivo Municipal, Gerardo de la Mata. Aquí pueden leer una pequeña reseña sobre su destacada trayectoria en la gestión deportiva.

Atlético Bembibre: Ivanildo, Tano, Viti (José 80´), Héctor, Willy, Óscar (Diego 46´), Cueto, Aleixo Cabral, Jesús (Mateos 73´), Dani Martínez, Rubén

C.D. Villamuriel: Sevi, Jesús, Valencia, Chema, Rubio, Jorge, Oli (Sáez 36´) (Víctor 89´), Tuco (Juan 64´), Chino, Fernando, César

Árbitro: Sánchez Polo, de Salamanca. Amarilla a Tano y Rubén por el Atlético Bembibre; y a Chema, Fernando y César (2) por el Villaralbo. Roja a Héctor del Villaralbo en el banquillo

Goles: 1-0 Aleixo (92´)

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador