El Bembibre no jugará una final que mereció deportivamenteEl Atlético Bembibre, que se impuso en el triangular de Astorga, al ganar al  equipo anfitrión y empatar con el Huracán Z, no podrá jugar la final del trofeo que organiza la Diputación de León, gracias a unas normas que no respetan las reglas más básicas por las que se rigen todas las competiciones de fútbol.

En concreto, eliminan la posibilidad de que un partido termine en empate y solamente contemplan dos resultados: la victoria, premiada con dos puntos, y la derrota, premiada con un punto. Además introducen series de penaltis para desempatar cada partido, cuando lo habitual en este deporte es que sean para desempatar en la clasificación final. Si los resultados del torneo no concluyen con empate a puntos entre dos o los tres equipos, los penaltis son intranscendentes.

Se da el caso de que al término del primer partido (At. Astorga, 0 – At. Bembibre, 1), se obligó a los dos equipos a lanzar penaltis. Ganó el Bembibre 3-2, pero ¿qué habría ocurrido si hubiera ganado el Astorga? Los dos puntos de la victoria en ese partido, ¿hubieran sido para el Bembibre, que ganó en los 45 minutos o para el Astorga, que habría ganado los penaltis? ¿Qué vale más: el resultado en el juego o el resultado de los penaltis?

Además, salvo el Huracán Z, que fue el beneficiado de este desaguisado al clasificarse después de no pasar del empate en sus dos partidos, nadie más parecía conocer estas normas: los árbitros, que obligaron a lanzar penaltis innecesarios, el representante de la Diputación, que felicitó al Bembibre por la victoria, convencido de que el día 11 jugaría la final, aficionados y periodistas, que también pensaron que el campeón era el Bembibre y no otro. Incluso uno de los periódicos de ámbito provincial, La Crónica de León, así lo publicó en la edición del Domingo.

Por todo ello, la dirección del Atlético Bembibre, al igual que sus aficionados, se sienten molestos y manifiestan su disconformidad “con un torneo cuyas normas se saltan la lógica más elemental del fútbol, dando prioridad al resultado de unas series de penaltis sobre el resultado del partido. El At. Bembibre ganó un partido y empató otro. El Huracán Z empató sus dos partidos y el At. Astorga empató un partido y perdió el otro. Con estos resultados, con las normas futbolísticas existentes, que no hay necesidad de reinventar, la clasificación sería la siguiente: 1º, At. Bembibre; 2º, Huracán Z; 3º, At. Astorga”.

El Trofeo Diputación, que nació hace tres años con grandes expectativas, ha visto como en muy poco tiempo ha ido perdiendo interés entre los aficionados, con una afluencia de público muy inferior a la de ediciones anteriores. Sin duda, este tipo de normas injustas e incomprensibles para todo el mundo, no ayudan a que este torneo veraniego alcance el prestigio que debería tener a nivel provincial.
 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador