Océano debutó en tercera división firmando un gran encuentroDespués de dos derrotas consecutivas los de Ministro estaban obligados a sumar los tres puntos para no perder la estela de los primeros clasificados. Y no resultó fácil, ya que en frente se encontraba un buen equipo, capaz de jugar al primer toque en el centro del campo y de llegar con rapidez al área contraria, no en vano los sorianos venían de empatar a un gol en el campo del Burgos.

Además los atléticos contaban con dos importantes bajas, la de los laterales de ambas bandas, que fueron suplidas con la entrada de Océano, que debutaba hoy en tercera división, en la banda derecha, y Lago en la banda izquierda. Océano, que salió un poco nervioso, poco a poco fue centrándose hasta completar una gran actuación. El público reconoció el trabajo del joven jugador y no dejó de animarlo y arroparlo durante los 90 minutos, al igual que a Deivis, otro debutante que entró en la segunda mitad en el lateral izquierdo y cumplió también a la perfección con el papel que Ministro le había encomendado, a pesar de que su puesto natural es el de extremo. Mención especial merece Lago, que también estaba desplazado de su posición habitual, y fue con diferencia el mejor durante la primera parte, subiendo y bajando constantemente la banda, de la que se hizo dueño y señor, tanto en labores defensivas como en ataque.

Después de unos primeros minutos de tanteo en el que no parecía haber un dominador claro, el Bembibre se hizo con el control del juego y empezaron a llegar las ocasiones de gol. Las más claras las de Víctor Vega, quien ante la salida de Andreas intentó una vaselina que salió fuera por muy poco; y la de Emilio Recamán, que estrelló el balón en la cruceta tras un lanzamiento de falta directa.

La segunda mitad comenzó con un disparo de David Álvarez desde la frontal que no terminó en gol por muy poco. Y a continuación los sorianos ponían la réplica con una internada por banda que termina en un disparo cruzado cerca de la cepa del poste.

El Bembibre buscaba con ahínco el gol y el Numancia B no renunciaba tampoco al ataque, por lo que el partido se hizo más abierto y en ese intercambio de golpes las mejores ocasiones eran para los locales. Andreas salva un dispara de Víctor cuando se encontraba solo dentro del área; Cueto envía el balón por encima del larguero al intentar rematar  dentro del área pequeña y a puerta vacía un centro de Javi  Recamán; y finalmente el propio Javi Recamán, el jugador más incisivo en esta segunda parte, es derribado con claridad por un defensa cuando se colaba dentro del área, y el colegiado no dudó en señalar la pena máxima.

Fran consiguió el gol de la victoria al transformar el penalti a falta de 12 minutos para el final. Poco después fue sustituido y el público lo despidió con una gran y merecida ovación, que fue correspondida por el jugador.

Los últimos diez minutos fueron de acoso visitante. El Bembibre se echó atrás, en parte por el empuje de los sorianos y en parte por el cansancio acumulado y la necesidad de defender un resultado positivo que había costado mucho conseguir. Aquí apareció la figura de Javi, que demostró su autoridad bajo los palos y en los balones colgados al área, para terminar con las esperanzas de los sorianos.

 

At. Bembibre: Javi, Océano, Lago, Rivadulla, Cubero, Javi Recamán, Fran (Borja 81´), David Álvarez, Recamán (Cueto 58´), Puente y Víctor Vega (Deivis 74´)

Numancia B: Andreas, Huete, Damas (Héctor 65´), Nandi, Gabi, Gere (Gerard 46´), Gallardo, Adam, Diego A. (Adri 68´), Aron y Javi.

Árbitro: Guillén García, de Zamora. Tarjetas amarillas a Cubero por el At. Bembibre; y a Gabi por el Numancia B.

Goles: 1 – 0 Fran (p. 78´)

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador