Irene SalgadoSe va, lamentablemente se va. Por motivos de su trabajo se va a Madrid por donde su destino laboral pasa inmediatamente. El listón que deja es tan alto como el vacío tan grande que queda en Bembibre. Tantos años, tantos partidos y tantas jugadas espectaculares, de hecho tenía un pequeño mote cariñoso "Líneas aereas Salgado". Adios a sus tiros en suspensión, a sus contraataques culminados con el sonido de la descarga de caballería, a sus broncas hacia si misma, a su afán de superación y sobre todo a su entrega y coraje. Fue un verdadero placer ver a una jugadora de semejante entidad y calidad, en lo deportivo y en lo humano. Gracias de toda la afición que ha disfrutado desde que Bembibre logró el ascenso a Liga Femenina 2. Quizá haya una puerta abierta a un regreso y es que en Huelva, el C.B. Bembibre logre el ascenso a la categoría de oro del baloncesto femenino. Y es que dentro de los cuerpo de defensa y seguridad del estado, existen plazas para deportistas de élite y de jugar la temporada próxima en lo más alto, podrìa ser incluida en esas plazas.  Antonio Barros  dignificó su persona y dijo que ante todo, siempre pensaba en el bien del equipo antes que el suyo propio y que había sido un verdadero placer haberla tenido a sus ordenes. El placer, a sido verla y tenerla en Bembibre siendo el referente de un equipo y de una afición que siempre estuvo entregada a ella. Gracias por todo Irene Salgado, gaditana de origen y bembibrense de adopción, y ojalá que sea un hasta pronto.

ADIOS IRENE, ADIOS CAPITANA Y GRACIAS

Javier Pérez

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360