En el club bembibrense se sigue trabajando para debutar en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional. A la ausencia de un presidente, Ricardo Herrezuelo dejó el cargo, hay que añadir la de un patrocinador que ponga dinero encima de la mesa. Se barajan varias empresas y se trabaja en el tema, pero el asunto es complicado.

Aunque la Federación Española de Baloncesto  (FEB),  ha bajado el canon de inscripción de 120.000€ a 70.000€ para ésta categoría, son varios equipos que se han visto obligados a renunciar a la plaza o desaparecer, o bien jugarán en la Liga Femenina 2 la temporada venidera.

Al canon hay que añadir los costes de arbitrajes, desplazamientos y por supuesto, los salarios de la plantilla, que hasta la fecha no se conocen ni bajas y ni altas. La remodelación de un club “amateur” o semiprofesional para convertirse en profesional pasará por varios factores. Uno de ellos es la reestructuración del organigrama y adaptación de nuevos cargos dentro del equipo técnico. Todavía queda margen hasta que se inicie la temporada y se espera que en Bembibre se vea por fin a equipos y jugadoras de élite nacional e internacional.

Javier Pérez 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360