La euforia colectiva se desató en la plaza Santa Bárbara al término de la final del Mundial. La ocasión bien lo merecía y por vez primera en la historia España se proclamó campeona del Mundo. A pesar de un rival que presentó un juego poco digno de una final, a pesar de las duras entradas, a pesar de la benevolencia arbitral y de los dos sustos del conjunto holandés que a punto estuvieron de costarnos el segundo puesto, España ha demostró por méritos propios, desde el pitido inicial, que debía ser la selección ganadora de la Copa.

Entre las celebraciones masivas en todo el país no podía faltar en Bembibre. Desde el final del partido la gente fue saliendo en masa hasta llenar literalmente la plaza Santa Bárbara, tomada por una multitud que no dudó un segundo en mojarse vestido o semidesnudo. El escándalo de los coches y los colores rojo y amarillo se hicieron en muy poco tiempo con un recinto que se inundó de una mezcla de alegría, incredulidad y locura.

Comentarios  

0 #1 Trueno 01-07-2012 18:23
Hoy a repetir.....chu rry si ganamos hoy , me meto, te pongas como te pongas jajajaja

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador