El Atlético Bembibre realizaba su primer test de pretemporada en la Eragudina, frente al Atlético Astorga, un equipo que se ha reforzado mucho y que parte con el objetivo claro de jugar la fase de ascenso. Se trataba además del primer partido del Trofeo Castilla y León, que en esta primera fase tiene el formato de triangular a una sola vuelta entre estos dos equipos y La Virgen del Camino, con premio para el ganador, ya que recibirá en su campo a la S.D. Ponferradina de Segunda División en la siguiente eliminatoria, también a partido único.

El Astorga trató de hacerse rápidamente con el control del partido, jugando el balón con criterio desde la defensa y tratando de imponerse en el centro del campo con un juego muy combinativo. Sin embargo los bercianos se mostraron siempre muy seguros, frenando las acometidas de los maragatos en la medular, e impidiendo que sus delanteros pusieran en apuros a Omar.

El peso del partido lo llevaba el Astorga, pero era el Bembibre quien creaba las mejores ocasiones con rápidas salidas a la contra. No se habían cumplido los primeros diez minutos de juego cuando Dani es derribado dentro del área y el colegiado decreta la pena máxima, que Porfirio Puente se encarga de transformar.

Pudo haber sentenciado el Bembibre antes del descanso con dos ocasiones muy claras. La primera de ellas a los veinte minutos, tras un saque de esquina y prolongación en el primer palo, Javi consigue sacar milagrosamente el balón cuando ya se cantaba el gol. Y la mejor de todas al filo del descanso, tras otro rápido contraataque en que Cueto se planta solo ante el portero, y es agarrada y  derribado por detrás para impedirle rematar. Porfirio Puente vuelve a ser el encargado de ejecutar el lanzamiento, pero en esta ocasión el balón se estrella en el larguero.

En la segunda mitad el Astorga trató de presionar en busca del empate, mientras el Bembibre seguía creando peligro a la contra, aunque sin finalizar bien las jugadas. Javi Amor y Olano, dos de las novedades para esta temporada que cuajaron una buena actuación, pudieron dejar cerrado el partido, pero les faltó decisión en los metros finales.

El colegiado señaló una nueva pena máxima, en este caso a favor del Astorga. Se encargó de ejecutarla Bandera, pero tampoco acertó con la portería enviando el balón alto.

Cuando pasaban ya cuatro minutos del tiempo reglamentario, en la última jugada del partido, llega el balón a Borja, que se aprovecha de uno de los pocos errores defensivos de los atléticos, y completamente solo remata de forma inapelable con la cabeza a la red, consiguiendo el empate para su equipo.

Aún hubo que lanzar una tanda de penaltis, para un posible caso de empate en el triangular, de la que salió vencedor el Atlético Bembibre por 5-4 después de 6 lanzamientos.

A la conclusión del partido el técnico rojiblanco, Fernando Ministro, hacía una valoración muy positiva de su equipo: “Tenemos que limar muchas cosas, pero en líneas generales estoy muy contento con lo que he visto en el terreno de juego”. También se mostró satisfecho con los nuevos, “tanto Javi Amor como Olano o el ex-juvenil Alex, rindieron a un buen nivel”.


 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos