Uno de los temas más comentados por los aficionados que acudieron el pasado miércoles a La Devesa para presenciar el primer partido de la pretemporada, fue el mal estado que presentaba el terreno de juego. Según Santiago Payero, cuya empresa es la responsable del cuidado de los campos de La Devesa y El Barco, se debe a los rigores del verano que afectan a todos los campos de fútbol por estas fechas, unido a una mala construcción y un mal sistema de riego que carga unas zonas con exceso de agua, mientras que otras permanecen prácticamente secas. En su opinión, para solucionar todos los problemas de raíz habría que cambiar el césped, que ya tiene 14 años, y poner un nuevo sistema de riego, lo que supondría un desembolso aproximado de 80.000 euros. Una solución que no es viable en estos momentos.

De todas formas, con las actuaciones que se van a realizar en los próximos días, Santiago Payero se compromete a que el terreno de juego de La Devesa esté en perfectas condiciones para el comienzo de liga: se ha pinchado ya el terreno, aunque sus efectos no son todavía visibles; se van a cambiar las zonas más castigadas, donde el césped está ya podrido, por tepe nuevo; y se van a resembrar las zonas más secas. Esta mejora se podrá apreciar ya el próximo día 11, si el Bembibre finaliza campeón de grupo en la primera fase del Trofeo Castilla y León, para recibir a la Ponferradina de segunda división. 


Marcador y torretas de iluminación

Los ladrones visitaron hace quince días las instalaciones de La Devesa, de donde se llevaron varios metros de cable, afectando a una pista polideportiva, al marcador del campo de fútbol y a dos torretas de iluminación. Los problemas con el marcador ya han sido solucionado y el cableado de las torretas será repuesto en los próximos días, por lo que si fuera necesario podrá utilizarse ya la iluminación del campo durante el próximo partido del día 11.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos