Bembibre vivió la emoción del motor sobre asfalto durante las Fiestas del Cristo en dos modalidades muy peculiares, las minimotos y el supermotard. Las minimotos son vehículos de pequeño tamaño, con una altura no superior a los 55 centímetros y su cilindrada oscila entre 40 y 50 cc. Solo pueden ser utilizadas en circuitos con pavimento y nunca sobre superficies mojadas, grasientas o con nieve. Las supermotard es una especialidad completamente diferente, son motos de enduro o motocross que se adaptan para competir en asfalto. Como la adherencia de los neumáticos en asfalto es mayor, permite a los pilotos una conducción más agresiva y hacer derrapes espectaculares.



warhol_360