Las de Chiqui Barros solo pudieron aguantar el primer cuarto, que incluso terminaron ganando por un punto. Pero la calidad de las catalanas, en especial de Traoré y Parham, rompieron la igualdad con un parcial de 9-0, para llegar al descanso con una diferencia de 8 puntos favorables a las locales.

El Bembibre acusó mucho los problemas en la dirección del juego, con Cristina López ausente por lesión y Verónica muy mermada físicamente al estar atravesando un proceso gripal. El tercer cuarto fue una pesadilla para las bercianas, que acabó con un parcial rotundo de 27-13 y dejó definitivamente sentenciado el partido. El último tramo fue un puro trámite hasta llegar al marcador final.

Ahora toca pasar página lo antes posible y pensar en el próximo enfrentamiento para tratar de buscar la primera victoria de la temporada.

warhol_360