Después de 21 años en el Atlético Bembibre y más de una década en el primer equipo, Susi colgó definitivamente las botas el pasado mes de agosto, en el XXXII Trofeo Villarejo, donde recibió el homenaje del club, de sus compañeros y de la afición rojiblanca. Su última aparición como capitán del Atlético Bembibre fue para recoger el trofeo de campeón, tras derrotar a la U.D. Salamanca por 1-0.

Pero ahí no terminaron todos los reconocimientos. La revista oficial de la Federación de Castilla y León de Fútbol, “En equipo”, le rinde también un pequeño homenaje en su último número. Un reportaje titulado “Susi y la fidelidad a unos colores: el rojo y el blanco”, donde se destaca su larga trayectoria deportiva en el Atlético Bembibre y su fidelidad al club donde creció como futbolista.

Susi recuerda el descenso del Atlético Bembibre a regional, después de más de 20 años en tercera división, como el peor momento de su carrera deportiva, que se compensó un año más tarde al recuperar la categoría tras una campaña espectacular, “quizás ese ha sido mi mejor momento como jugador”. También guarda un gran recuerdo de su última temporada como jugador del Atlético Bembibre, a pesar de perder la opción de jugar la fase de ascenso en el último partido. “Pese a que el final fue un poco más amargo, durante la temporada sí que lo disfruté mucho”.

Aunque ya finalizó su etapa como futbolista, Susi sigue ligado al Atlético Bembibre, ahora como técnico del fútbol base. Se ha hecho cargo del equipo Infantil A, al que ha regalado una equipación deportiva como una prueba más de su estrecha vinculación con este club.

warhol_360