El presidente del Atlético Bembibre José Antonio Falagán, anunció en la noche de ayer que un grupo inversor de capital mixto suizo y español, pretende comprar el club y formalizar la operación antes del 31 de enero, en que finaliza el periodo máximo para hacer nuevos fichajes. Se trata de la misma sociedad, dirigida por el italiano Alessandro Gaucci, que el pasado mes de junio se hizo con la mayor parte del capital social del Cádiz C.F.

La intención es, una vez tomadas las riendas del equipo, desligarse de las secciones de fútbol base e incorporar de forma inmediata un mínimo de 8 o 10 jugadores, dando la baja a otros tantos, pertenecientes a su cartera de futbolistas, para tratar de asegurar el ascenso de categoría. Se trata de un proyecto a corto plazo.

Esta sociedad inversora barajó distintos clubes, como el Cristo Atlético de Palencia, antes de decantarse finalmente por el Atlético Bembibre, del que han valorado especialmente sus 90 años de historia.

El principal problema que plantea la operación, por el cual aún no ha podido llevarse a cavo, proviene de la propia estructura del club. Y es que el Atlético Bembibre es patrimonio de todos los bembibrenses,  y no tiene un propietario concreto a quien dirigirse para acordar un precio. Se están estudiando distintas fórmulas, aunque por el momento la única opción que parece viable pasa por forzar la dimisión de Falagán y presentar una candidatura alternativa. Si esto no fuera posible toda la operación podría venirse abajo.

Cabría la posibilidad entonces de que el grupo inversor volviera la vista hacia la capital leonesa, donde ya hay un club, cuyo nombre no ha trascendido, que está dispuesto a ponerse en manos de la sociedad de Gaucci por un precio simbólico, aunque de momento ese interés no ha sido correspondido.

warhol_360