El Atlético Bembibre no está teniendo suerte esta temporada con los arbitrajes. Si ya había sido determinante la actuación del colegiado en las victorias de Valladolid B y Cultural Leonesa en La Devesa, no fue muy diferente contra el Burgos. Y es que los árbitros no están respeta al club rojiblanco. La vara de medir no es igual para todos, y si en la primera mitad al Bembibre le señalaron dos fueras de juego inexistentes en dos claras ocasiones de gol, el mismo juez de línea se mostró más generoso en el primer gol de los burgaleses, y dejó continuar la jugada aunque partió de una posición muy dudosa.

El terreno de juego no presentaba un buen aspecto, debido al agua acumulada tras la última nevada y la fuerte lluvia que cayó antes del partido, sin embargo ambos conjuntos supieron amoldarse muy bien a las condiciones del campo para poner sus cartas sobre la mesa, y dejar claro que no iban a especular con el resultado. Pero fueron los locales quienes acabaron por imponer su juego, con mucha solidez defensiva y continuas llegadas al área, aunque las internadas por la banda no encontraban rematador.

El Burgos, al que le costaba mucho llegar a las inmediaciones del área berciana, aprovechaba las jugadas a balón parado para crear peligro, aunque en este aspecto también estaba siendo superior el Bembibre, con Dani Alonso poniendo en continuos apuros a la defensa burgalesa.

El Bembibre ejercía un dominio constante, creando ocasiones que Aurreko conseguía desbaratar, y llegando a sacar cinco corners en los primeros minutos. Tras uno de estos saques de esquina rechazados por la defensa, Deivis enganchó un derechazo desde fuera del área que hizo lucirse al portero burgalés para evitar el gol. El balón quedó muerto en el área pequeña y cuando llegó Cueto dispuesto a rematar a la red fue derribado por el guardameta. Hubiera sido penalti y expulsión, si el juez de línea no hubiera levantado el banderín decretando un fuera de juego inexistente.

Esta fue la primera jugada clave del partido. La siguiente estuvo en otro fuera de juego señalado también a Cueto, aunque partió en posición correcta, tras recibir un balón por encima de la defensa que lo dejaba solo ante Aurreko. Una nueva ocasión clara que el juez de línea se encargó de atajar.

El Burgos tuvo su primera oportunidad al borde del descanso. El balón cayó en los pies de Carralero tras un mal despeje de la defensa rojiblanca, que armó la pierna con rapidez, pero el disparo se perdió por la línea de fondo.

Tras el descanso no cambió la decoración. El Burgos trataba de estirar sus líneas en busca de la portería contraria, pero el Bembibre seguía manteniendo el control del partido. Hasta que llegó la jugada que cambió todo por completo. Pacheta, que acababa de entrar, batió a Omar de un disparo raso junto al poste, culminando una jugada que se inició en posición más que dudosa. El mismo juez de línea que no tuvo reparos en levantar la bandera, privando a Cueto de dos ocasiones claras cuando estaba en posición correcta, siguió un criterio completamente diferente en una acción que planteaba muchas dudas.

El Bembibre trató de rehacerse tras el golpe recibido, después de verse por detrás en el marcador en un partido que estaba dominando por completo. Pero el colegiado no quiso darle opciones. Una vez más, el mismo juez de línea levanta la bandera para señalar un penalti, al entender que el balón rebotó en el brazo de Deivis, después de resbalarse dentro del área. Un penalti muy protestado que terminó por irritar a un público que ya estaba muy enfadado con el arbitraje.

Aunque quedaba tiempo y los de Ministro siguieron intentándolo, el golpe fue muy fuerte y el juego perdió intensidad. Fue entonces cuando el Burgos disfrutó de sus mejores momentos e incluso tuvo alguna ocasión para incrementar las diferencias.

Los atléticos pudieron meterse otra vez en el partido con un lanzamiento directo de Dani Alonso y posterior rechace de Marcos que detuvo Aurreko, o en una mano dentro del área burgalesa que el colegiado no entendió como punible. Pero el marcador ya no se movería y los de Calderé se llevaron un premio excesivo para lo visto sobre el terreno de juego.


Atlético Bembibre: Omar, Isma, Álex Marcos (Olano 69´), David Matías, Deivis, Cubero, Borja (José Puente 79´), Porfirio Puente, Dani Alonso, Javi Amor, Cueto (Marcos 61´)

Burgos: Aurreko, Maureta, Héctor, Nacho Tomás, José Angel (Pacheta 52´), P.Álvarez, S.Torres, Koke, Gerika, Carralero (Arkaitz 77´), Turzo (Chietino 60´)

Árbitro: Barbancho Plaza, de Valladolid. Amarilla a Daivis, Alex Marcos y Olano por el Bembibre; y a Nacho Tomás y Héctor por el Burgos. Expulsó al Delegado de Campo.

Goles: 0-1  Pacheta (57´); 0-2 Carralero (67´)

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos