En un apasionante sprint por el primer puesto que hizo vibrar al público de Bembibre, el cántabro Mario González se proclamó campeón de España Sub-23 con un tiempo de 3:28:02, al imponerse Bañat Txoperena, que marcó el mismo tiempo de entrada en meta. Óscar Hernández entró en meta a 1:23 del ganador, consiguiendo la medalla de bronce del campeonato Nacional.

El cántabro se coronó campeón de España en la prueba de línea, con un recorrido de 136,4 kilómetros. Ayer también se subió al podio después de haber finalizado tercero en la crono Sub-23.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador