Plantilla del Atlético BembibreLos dos atléticos, el de Bembibre y el de Astorga, disputaron un derby marcado por la necesidad. Los bercianos necesitaban los puntos para engancharse definitivamente a los primeros clasificados, mientras que los maragatos habían sufrido seis derrotas consecutivas y se encontraban a un solo punto de los puestos de descenso.

La primera parte transcurrió sin ocasiones claras para ninguno de los dos conjuntos, un disparo lejano de Llamazares a los diez minutos de juego, que detuvo Javi, es lo más reseñable de esta primera mitad.

El control del juego era de los bercianos, ya que el Astorga se replegaba en su campo y dejaba que los centrales del Bembibre fueran quienes sacaran el balón. Con Fran perdido en la banda izquierda y el equipo muy estático, al final ese supuesto dominio se traducía por regla general en pases horizontales que finalizaban con un envío largo desde la defensa que no planteaba demasiadas dificultades para los locales.

Con la entrada de Víctor en la segunda mitad y Fran en la línea medular, el Bembibre ganó en profundidad. Fran fue el mejor jugador del Atlético Bembibre y el único que puso todo de su parte para buscar la victoria. A los 57 minutos remató, sin dejar caer el balón, un rechace desde la frontal que salió fuera por muy poco. Suya sería también la otra ocasión de los rojiblancos, en un nuevo remate desde la frontal buscando el palo contrario de la portería defendida por Javi, que volvió a escaparse por muy poco.

Pero fueron los locales, sin hacer nada de otro mundo, quienes gozaron de las mejores ocasiones en la segunda parte. A los pocos minutos de la reanudación Borja remató de cabeza completamente solo dentro del área pequeña, enviando el balón milagrosamente fuera. Diego también dispuso de una ocasión inmejorable al plantarse solo ante David, pero no supo resolverla. Y terminaría por llegar el gol a 10 minutos del final, en un saque de esquina que peina Ribadulla y Bustos envía a la red.

Es entonces cuando entran las prisas y dos minutos después, un contraataque muy bien llevado por Bustos, finaliza con el segundo tanto del delantero maragato que ponía la puntilla al encuentro.

El Bembibre no jugó a nada y al final eso es lo que se llevó. No es que el Astorga hiciera más méritos que el Bembibre. Una jugada puntual puede resolver el partido para uno u otro lado, y eso es lo que pasó, pero cuando uno es superior hay que demostrarlo sobre el terreno de juego y no dejar que sea la suerte quien decida.

La cuarta plaza se vuelve a alejar. No queda a una distancia insalvable, ni mucho menos, pero para poder recuperar lo perdido es imprescindible hacer un pleno en las próximas jornadas, comenzando el domingo ante el Iscar en La Devesa.  

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador