El CD Bembibre BTT organizó la primera marcha nocturna para los más pequeños, que pudieron disfrutar durante algo más de dos horas de un recorrido especial, siguiendo una ruta que ya conocían, pero que en esta ocasión se presentaba de forma diferente. Incluso durante unos instantes apagaron las luces que llevaban las bicicletas para que los niños pudieran apreciar la tranquilidad de la noche en un entorno natural.

Varios monitores del club acompañaron a los niños durante todo el recorrido, para evitar cualquier tipo de incidente. Al final la experiencia fue muy positiva y los niños llegaron con ganas de repetirla en próximas ediciones.

warhol_360