El Trofeo Villarejo, el  más antiguo y de mayor solera de cuantos se disputan en la provincia de León, cumplió su trigésimo tercera edición con la visita del Bragança, que este año milita en la Segunda División portuguesa. A pesar de la diferencia de categoría el partido fue muy igualado y no se decidió hasta el último lanzamiento de penalti.

Ministro, que contaba con varias bajas, tiene aún dos semanas por delante para poner apunto el equipo y aprovechó la ocasión para seguir haciendo pruebas, especialmente en defensa, con Rodri por el lateral izquierdo y Pablo, que jugó de central en los minutos finales con muy buenos resultados. El juvenil José Manuel salió una vez más en el once inicial, dejando muy buenas sensaciones cuando se desenvuelve en el centro del campo, al igual que Miguel, que junto al capitán y líder del equipo, Porfirio Puente, realizó un gran trabajo. Hay que destacar también la labor de Cubero, Isma, Tano, etc... y en general la actitud de todo el equipo.

Se adelantó el Bragança en las postrimerías del primer tiempo, por medio de Fabio. Pero en la segunda parte Porfirio Puente, de falta directa, puso el merecido empate en el marcador. Con este resultado finalizó el tiempo reglamentario y se llegó a la tanda de penaltis, donde los portugueses estuvieron más acertados.

El alcalde de Bembibre, Manuel Otero Merayo, fue el encargado de entregar el trofeo, que en esta ocasión viajó rumbo a Portugal.

Comentarios  

0 #16 xxx 16-08-2013 16:00
Si. Ya hubo una

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador