El próximo domingo a las 18.30 horas, en el pabellón Manuel Marqués “Patarita”, el Atlético Bembibre de Fútbol Sala regresa a la competición oficial después de casi 10 años. Y lo hace en Tercera División frente a La Bañeza, dos equipos llamados a pelear en la parte alta de la tabla. Un buen momento para echar la vista atrás y recordar una de las mejores épocas de este deporte en Bembibre.

En Bembibre el Fútbol Sala alcanzó su madurez en 1995, cuando Toño Rodríguez reunió a un grupo de jugadores, procedentes de distintas ligas locales, con la intención de crear un equipo para competir en la Primera Provincial, que por entonces, en pleno auge de este deporte, se presentaba como una competición muy exigente.

El debut del Atlético Bembibre de Fútbol Sala en competición oficial (temporada 95/96) fue esperanzador, con un meritorio tercer puesto; y solo una temporada más tarde (96/97) obtuvo el campeonato provincial, lo que le permitió subir de categoría para jugar la temporada siguiente en Primera Nacional B (actual Tercera División), además de representar a la provincia en el campeonato de Castilla y León.

Los buenos resultados obtenidos en el campeonato regional, clasificaron a los bercianos, junto al campeón de Valladolid, para representar a Castilla y León en el campeonato de España, que se celebró en Zaragoza. Allí el Atlético Bembibre consiguió el subcampeonato, tras caer en la final frente al San Pedro Alcántara de Málaga, con un marcador ajustado de 2-1.

El paso por la Primera Nacional B, encuadrados en el grupo de León y Asturias, fue meteórico para el Atlético Bembibre (temporada 97/98),  firmando una extraordinaria temporada en su primera participación, para finalizar campeón de grupo y ascender al grupo Gallego-Leonés de Primera Nacional A (actual Segunda B). Todo un éxito para el Fútbol Sala bembibrense.

Después de algunos altibajos llegaron momentos difíciles, y el equipo terminó por abandonar la competición oficial. Ahora, como sucedió en 1995, un grupo de jugadores procedentes de la liga local se han reunido en torno a este nuevo proyecto, con ilusiones renovadas, para intentar que el Fútbol Sala en Bembibre vuelva a recuperar todo su pasado explendor.

warhol_360