El Atlético Bembibre se deshizo con autoridad de un Laguna que no dio facilidades, mostrándose muy combativo durante todo el encuentro y obligando a que los bercianos nunca pudieran bajar la guardia.

Sin embargo no se hizo esperar el gol y Juanín, a los cuatro minutos, ponía por delante a su equipo. Poco a poco el partido se fue igualando mientras el Bembibre se cargaba de faltas y, con un minuto para el descanso, el Laguna dispuso de un doble penalti para lograr el empate, pero Marcos estuvo acertado y envió el balón a corner. 

El paso por vestuarios sirvió para aclarar las ideas y los bercianos salieron dispuestos a tomar de nuevo las riendas del partido. No tardó en llegar el segundo gol, obra de Chao, al adelantarse a un defensa con habilidad, para empujar el balón a la red con el portero ya batido.

El Bembibre dispuso de varias ocasiones para sentenciar, pero unas veces los postes (uno en cada mitad), otras las buenas intervenciones del portero visitante, y las más la falta de acierto en los metros finales, permitió que los vallisoletanos no bajaran los brazos y a falta de diez minutos comenzaron a presionar en toda la cancha, sin mostrarse tampoco muy acertados.

A falta de un minuto el Laguna cometió su sexta falta, que se saldó con un doble penalti. Aurelio no falló, ajustando con fuerza el balón al poste para cerrar definitivamente el partido.

Al margen del partido, hay que señalar que los jugadores estrenaron la nueva equipación de la marca Givova, que viste a todas las secciones del Atlético Bembibre para esta temporada.

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}
warhol_360