Los responsables del Baloncesto Bembibre Masculino Centro Óptico Berciano, que cuenta con dos equipos en primera y segunda división provincial, han hecho público su malestar por lo que consideran una “discriminación” de la Subdelegación Bierzo.

Después de que el primer equipo viera aplazado a última hora su partido del domingo en la tercera jornada por parte de  la federación, este sábado tampoco hubo baloncesto masculino en Bembibre, de nuevo por falta  de medios en la Subdelegación del Bierzo, que no disponía de árbitros para dirigir el partido entre el equipo B y el Serviclima de León. Los responsables del Baloncesto Bembibre consideran “paradójico que sin embargo exista la posibilidad de que el resto de equipos no vean modificados con aplazamientos sus partidos” y se sienten por ello “discriminados”.

Además señalan que el aplazamiento de un partido por parte de un club conlleva una sanción económica, mientras que cuando es la Federación quien aplaza el partido nadie se hace responsable. “La cartelería tiene un coste, la promoción para que la gente acuda a ver los partidos queda sin contenido y las instalaciones tienen horarios de ocupación con implicaciones económicas y personales, ya que el Patronato de Deportes facilita las instalaciones y moviliza a los responsables de los pabellones”

Los responsables del Baloncesto Bembibre consideran en definitiva, que la actitud de la Subdelegación, “le está haciendo un flaco favor al baloncesto berciano”.

Bembibre Digital se ha puesto en contacto con el responsable de la Subdelegación Bierzo, Manuel Fernández Sarmiento, que no ha querido hacer ningún tipo de declaración al respecto.

Quien si ha dado la cara ha sido el Delegado Provincial, Jorge Canuria, que en primer lugar ha manifestado su confianza plena en el trabajo de Sarmiento, para a continuación dar su versión de los hechos. Canuria rechaza cualquier tipo de discriminación, aunque reconoce que hay problemas con los arbitrajes, pero afirma que  estos “afectan a todos los equipos por igual”.

El problema originado por la falta de árbitros tiene una doble motivación, según explica Canuria. Por un lado el buen nivel del arbitraje leonés, que hace que varios árbitros hayan ascendido de categoría, y por otro el gran porcentaje de árbitros muy jóvenes, que darán solución a este problema en un futuro cercano, pero que de momento, por decisión de los responsables federativos, siempre actúan en compañía de un árbitro experimentado, con el objeto de mejorar su formación.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

warhol_360