El mánager general de la Federación Gallega de Rugby y ex jugador de los All Blacks, el neozelandés Norman Maxwell, estuvo este jueves en El Bierzo conociendo de primera mano la situación de Bierzo Rugby Club, una visita que se enmarca dentro de la ronda que Maxwell está haciendo por todos los equipos que componen la Liga Gallega de Rugby.

En una rueda de prensa que se llevó a cabo en Ponferrada, Maxwell destacó el trabajo que el equipo berciano está llevando a cabo para el crecimiento del rugby en la comarca. El neozelandés destacó la dificultad de “sacar un equipo adelante partiendo desde cero, porque la falta de recursos destinados al rugby obligan a que los clubes lo hagan todo, y eso es algo que une. Me he encontrado un gran espíritu de rugby en Bierzo Rugby. Se valora a las personas por encima de los resultados, y eso los convierte en un club más que en un equipo”.

Maxwell también se refirió a su vuelta al rugby amateur después de haber competido al máximo nivel en Nueva Zelanda: “Es difícil cambiar el chip, es una vuelta a los orígenes. El profesionalismo ha convertido al rugby en algo más frío, todo es un negocio. Aquí desde el primero al último de los que forman el club son gente de rugby, mientras que en los equipos profesionales los directivos son empresarios que buscan dinero”.

Por último, Maxwell habló de los objetivos que busca alcanzar en la Federación Gallega, que se dividen en dos trabajos. Por un lado, “entender el rugby como un espectáculo que debe gustar al espectador. Para esto hay que mejorar el nivel técnico de los equipos para que sea un juego atractivo”. Por otro lado, la labor formativa: “Que el rugby le devuelva algo a las personas, que les sirva para mejorar y para tener valores”.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador