Era el partido para poder empezar a soñar, y así lo afrontó la escuadra bembibrense. Conscientes de la importancia del triunfo, las de ‘Chiqui’ Barros supieron sobreponerse a los malos momentos para remontar y acabar llevándose un triunfo (61-53) que les acerca un poco más el objetivo prioritario de la pemanencia en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional, y le permite pensar en que tienen posibilidades reales de disputar el play-off final. La gran actitud defensiva mantuvo en el partido a las bembibrenses, que encontraron la inspiración anotadora en los momentos clave. Al formidable partido de Dita Liepkalne y ‘Monty’, con 20 y 17 puntos respectivamente, se unieron las canastas clave de Rosó Buch. La capitana del equipo leonés, además, fue una gladiadora en la zona, concluyendo con 11 rebotes. La gran labor de jugadoras como Danieva Peteva, Eli Vivas o Anna Gómez sumó para que la figura visitante, María Asurmendi (10 tantos), no anotara en la segunda mitad.

 

EL MAL ARRANQUE PUDO CONDENAR A LAS LOCALES

Empezó mal la cosa para las bembibrenses, que perdieron a Melissa Dennett en el calentamiento. Ya en juego, estuvieron mal los dos equipos, con muchos fallos en el lanzamiento. Conscientes de la trascendencia del mismo, parecía que les pesaba la responsabilidad. Ndidi Madu, titular en el conjunto local, tuvo una jugada muy desafortunada a los dos minutos. La nigeriana cometió dos faltas, alcanzó la tercera, y tuvo que irse al banco. La salida de Liepkalne, con cinco puntos consecutivos, pareció relanzar a las leonesas, pero la respuesta de Asurmendi no se hizo esperar. La base del club catalán hizo ocho tantos seguidos, en un parcial de 2-10 que cerró el cuarto con 9-15 en el electrónico.

 

Siguió la racha de las visitantes en el segundo periodo. Se aprovecharon de la escasa eficacia reboteadora de las bercianas para escaparse, más si cabe cuando La Nedra Brown ponía el 13-25 en el marcador. Corría el minuto 13 y tocaba contestar. Las locales, comandadas por ‘Monty’, encadenaron un 8-0 que les volvía a meter en el partido. Respondía Aja Parham con un triple que devolvía la iniciativa a las de Andreu Bou, que se fueron al vestuario con ventaja (27-32).

 

BEMBIBRE RESISTE Y SENTENCIA AL FINAL

Tras la media parte, las bercianas salieron más ‘enchufadas’. Fueron capaces de estrechar diferencias, mientras las ilerdenses se pasaron cuatro minutos sin ver el aro rival. Rompió la mala racha la exjugadora bembibrense, La Nedra Brown, que no volvió a ver canasta en el resto del choque. En estado de gracia, las leonesas encadenaron un 7-0 que les ponía arriba. Culminó la racha con un triple Rosó Buch, que aparecía en el momento cumbre. Sorprendió Tania Gomes con 6 puntos que dejaron el marcador en 41-42 a falta de diez minutos.

Comenzaron mejor las leridanas el último periodo. Un triple de María Revuelto, desaparecida en muchos momentos, fue respondido por Buch, que se había reencontrado a sí misma. Marlou De Kleijn quiso dar la puntilla, pero las locales estaban ‘on fire’, como demuestra el 13-0 que encadenaron para cerrar el encuentro. La de Mataró y Liepkalne comandaron el arreón final, que obligó a su rival a cometer una falta antideportiva que sentenció el choque. El carrusel de faltas de las catalanas al final dejó el luminoso en el 61-53 final.

 

ANDREU BOU: “HAY QUE ESTAR POR ENCIMA DE LOS RESULTADOS”

El técnico del Cadí ICG-Software, Andreu Bou, compareció ante los medios de comunicación, donde hizo una valoración “positiva” del encuentro a pesar de la derrota. “Hemos perdido, pero hay que estar por encima de esto y de los resultados, porque esto es Liga Femenina”, comentó.

Comparó el encuentro con el de la pasada temporada, en el que su equipo se impuso en el Bembibre Arena. “El año pasado salí contento por el resultado, pero este salgo contento por el juego. En el último cuarto desajustamos algunas cosas, ellos  consiguieron girar el encuentro y lo tumbaron en los últimos tres o cuatro minutos”, explicó.

 

“HEMOS ESTADO DONDE QUERÍAMOS”

Bou insistió en que le gustó el juego de sus pupilas, que pudieron ganar. “La valoración de los treinta y cinco minutos es positiva. Defensivamente hemos estado donde queríamos, hemos tenido buenas situaciones, y en ataque hemos pecado de algo de lo que hemos pecado toda la temporada: en los últimos partidos nos está costando anotar. Hemos fallado tiros fáciles”, agregó.

El técnico del equipo pirenaico no quiso poner excusas a la derrota y se mostró optimista de cara al futuro. “Sufrimos tres derrotas seguidas en la primera vuelta y no hay ningún problema. Es importante que cojamos buena dinámica, sobre todo en partidos en casa, donde nos cuesta más –fuera estamos compitiendo bien, precisó-. No estamos pasando un buen momento físico, pero estamos contentos con el tramo bueno de partido que hemos hecho”, sentenció.

 

DITA LIEPKALNE: “TODAS HEMOS JUGADO BIEN”

En sala de prensa, la jugadora del Embutidos Pajariel Pajariel Bembibre, Dita Liepkalne, destacó la labor de equipo como fundamental para la victoria. “Siempre es bonito ganar, más en un partido ajustado”, explicó. “Todas hemos jugado bien, como deberíamos jugar siempre, con todas las jugadoras aportando”, añadió.

La letona se mostró “muy feliz” por el triunfo, y “muy orgullosa” por el trabajo de sus compañeras. “Todas las victorias son buenas para nosotras. Tenemos que seguir ganando si queremos aspirar a más y seguir trabajando duro como hasta ahora”, concluyó.

 

‘CHIQUI’ BARROS: “HA HABIDO QUE ARAR MUCHO, VINIENDO DE ATRÁS”

El entrenador del club bembibrense, ‘Chiqui’ Barros, fue el último en comparecer ante la prensa, donde hizo una valoración del triunfo. “La victoria es muy importante porque es la última y porque es la que más nos ha costado. Ha habido que arar mucho, viniendo de atrás. Ha sido muy difícil de jugar porque en la primera mitad no metemos tiros fáciles y nos cuesta mucho rebotear”, comentó. “Hemos jugado sin americanas”, agregó en referencia a la lesión de Dennett y la tercera falta tempranera del Madu. “Con independencia de que nuestras nacionales o nuestras europeas sean como americanas”, matizó el ferrolano.

Dentro del buen juego general de su equipo, Barros destacó la buena segunda parte de Peteva y a Eli Vivas, de la que dijo que “está soberbia, mucho más allá de lo que digan las estadísticas. Anna Gómez y Rosó están a muy buen nivel”, remachó. Reseñó, asimismo, la buena defensa, que consiguió anular a Asurmendi y Brown tras el descanso. “El equipo en defensa trabaja muy solidario”, subrayó.

 

“HACEMOS UN ÚLTIMO CUARTO DEFENSIVAMENTE ESPECTACULAR”

El gallego volvió a ensalzar a sus jugadoras, que han sabido reaccionar. “Hay un momento crítico, en que ellas están once arriba y hay que agarrarse al partido”. Comentó Barros que Rosó y Anna “tuvieron que pasar por el banquillo para recuperarlas. Decidimos jugar con aleros grandes y sin base pura y sabemos que tenemos que jugarnos el partido con Dita y ‘Monty’, Incluso nos planteamos la alternativa de Eli de ‘4’, que lo tenemos entrenado, pero sería mucha desventaja”, explicó.

Alabó el técnico local la actitud de sus pupilas y su capacidad para sobreponerse. “Llegamos al descanso con vida, y ganamos el segundo cuarto. Pero salimos, igualamos y es muy difícil porque hay momentos en que nos podemos poner por delante y no culminamos. Luego seguimos trabajando y hacemos un último cuarto, dentro del tono del partido, defensivamente espectacular, y atacamos bastante bien”.

 

“ES EL PARTIDO DEL QUE MÁS CONTENTO ESTOY”

El preparador ferrolano insistió en la importancia de este triunfo “Estamos más cerca de la permanencia, podemos soñar con acercarnos a pelear la cuarta, la quinta, la sexta o la tercera plaza. Es seguir creciendo. Es el partido del que más contento estoy, porque es el que más nos ha hecho trabajar, pensar y porque nadie nos ha ayudado en nada que no fuera nuestro público”, sentenció.

Se quejó Barros de la pareja arbitral porque, apuntó, dificultó su labor. “Hubo un momento en que parecía que buscaban ‘fiscalizar’ el trabajo de la entrenadora ayudante e impedir que el entrenador local pidiera a su afición que animara. Es la primera vez que me pasa. El arbitraje, eso sí, fue más que correcto. Me quejo porque desde el momento en que les das la mano ves algo, pues hay una cosa, la empatía, que debemos tener todos con todos”, concluyó.

 

FICHA TÉCNICA

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 61 (9+18+10+20): Anna Gómez (6), Monty (17), Rosó Buch (12), Daniela Peteva (-), Ndidi Madú (-) –cinco inicial –; Dita Liepkalne (20), Orla O’Reilly (3) y Eli Vivas (3).

CADÍ ICG-SOFTWARE, 53 (15+17+10+11): La Nedra Brown (9), María Revuelto (3), María Asurmendi (10), Tajay Ashmeade (5), Aja Parham (7) –cinco inicial-; Sara Gómez (4), Marlu De Kleijn (7), Laura Gimeno (-) y Sofía Gomes (8).

 

Crónica: Dpto. de prensa Embutidos Pajariel Bembibre PDM
Fotos: Bembibre Digital

 

ÁRBITROS: José María Terreros San Miguel y Asier Quintas Álvarez.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador