Los rojiblancos no pudieron despedir la temporada con una victoria, como era su deseo, para brindársela a un público fiel y bullicioso que nunca ha faltado a la cita, llenando en muchas ocasiones las gradas del Manuel Marqués Patarita. Pero el Atlético Bembibre ya había hecho los deberes, asegurando un tercer puesto que dejaba el listón muy alto en el año de debut en la categoría.

Solo Cistierna y Salamanca, los dos equipos con mayor potencial, que mantuvieron la pelea por el título hasta la última jornada, lograron superar a los bercianos en la tabla clasificatoria. Al final fueron los de León quienes se llevaron el gato al agua, después de imponerse al Bembibre (1-3) en un partido donde los locales pusieron las ocasiones mientras el Cistierna ponía los goles.

Se adelantó el Cistierna en la primera parte, pero el Bembibre no tardó en empatar el partido. Sin embargo que sorprendió a Marcos, completamente tapado, a siete segundos para el descanso, permitió que el Cistierna se retirara con ventaja a los vestuarios.

La segunda mitad fue de un mayor dominio rojiblanco, pero los delanteros atléticos no estaban afortunados en los metros finales. La presión del Bembibre terminó dando sus frutos y el colegiado señaló un penalti muy claro a favor de los locales, pero Aurelio, que no tenía su día, estrelló el balón en el cuerpo del portero.

El Bembibre siguió intentándolo y puso en práctica la figura del portero-jugador, pero la ausencia de Galle en este puesto se hizo notar, y el balón no circulaba con la suficiente velocidad para poner en apuros a la defensa visitante. Una pérdida en ataque sirvió para que el Cistierna anotara el tanto definitivo a puerta vacía, y dejara sentenciado el partido.

Al final la afición despidió como se merece, con aplausos, a un Atlético Bembibre Fútbol Sala que ha hecho una temporada brillante, consiguiendo un magnífico tercer puesto.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE} 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador