El Atético Bembibre recibió al CD Barco de Valdeorras, donde militan algunos ex-atléticos, para continuar con los partidos de preparación. Fue un partido típico de pretemporada, donde los técnicos dieron minutos a todos los jugadores, pero con momentos vistosos y ocasiones para que los porteros pudieran lucirse.

La primera parte terminó sin goles, después de que Víctor detuviera un penalti y Rodri, uno de los jugadores más enforma del Bembibre, estrellara dos balones en el larquero.

El gol no llegó hasta los minutos finales, tras una jugada personal de Rubén, que se interna en el área después de arrancar por la banda derecha, y deja el balón franco para Barroso, que fusila a la red.

El próximo partido será el día 9 en Toreno.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador