Después de la reunión entre la junta directiva del Club Baloncesto Bembibre PDM y los padres de los niños y niñas de la cantera, la dirección deportiva de la entidad del Bierzo Alto ha fijado los horarios de los primeros entrenamientos de los distintos equipos de base. Estas sesiones servirán para conformar las distintas categorías, y a ellas podrán incorporarse nuevos chicos y chicas interesados en jugar en los diferentes conjuntos. Una vez confeccionados, como se anunció recientemente, se pretende competir en ligas escolares y federadas.

Los primeros entrenamientos, que tendrán lugar en el Bembibre Arena, se han dividido por edades. Así por ejemplo, para los nacidos en los años 1999 y 2000, las sesiones se celebrarán el lunes y el miércoles, entre las 16:00 y las 17:00 horas. Por su parte, los nacidos en 2001 y 2002 deberán asistir el martes y el jueves para trabajar de 16:00 a 17:00 horas. Los nacidos de 2003 en adelante están convocados para el lunes y martes entre las 17:00 y las 18:00 horas. Por su parte, las chicas del Júnior-Cadete (nacidas en 1997 y 1998), dirigidas por Roberto Carlos Martínez, entrenarán el martes desde las 12:00 h, el miércoles a partir de las 17:30 h. y el viernes a las 17:00 h.

Por otro lado, en la reciente reunión se anunciaron las cuotas para poder jugar y entrenar con las categorías inferiores del club de Bierzo Alto. Una mensual de 22 euros se pagará durante los ocho meses que durarán las competiciones y los entrenamientos –entre octubre y mayo-, entendiendo que en septiembre no se abonará nada aunque ya comienzan las jornadas de trabajo. Asimismo, se deberán comprar las equipaciones de juego, cuyo coste asciende a 40 euros. Existe la opción de adquirir un chándal como el que vestirán las jugadoras del Embutidos Pajariel Bembibre PDM, y que se vende conjuntamente con la equipación en un pack cuyo precio total será de 70 euros.

 

JORNADA DE CONVIVENCIA DEL JÚNIOR-CADETE

Este sábado, las chicas del Júnior-Cadete, que llevan una semana entrenando a las órdenes de Roberto Carlos Martínez, realizaron una excursión de diez kilómetros hasta la localidad berciana de San Facundo, complementada con ejercicios físicos realizados durante la misma. Una vez allí, disfrutaron de una sesión de baño y jugaron al baloncesto en el agua, para posteriormente realizar una convivencia. Durante esta jornada, además de comer todas juntas, se realizaron juegos que sirvieron para estrechar lazos de unión entre las jugadoras.

 

Dpto. Comunicación Club Baloncesto Bembibre

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador