Los juveniles del Atlético Bembibre y la Sociedad Deportiva Ponferradina firmaron tablas sobre la hierba artificial de Compostilla, después de un partido muy intenso en el que los atléticos se hicieron acreedores de un mejor resultado.

La primera parte fue de claro color rojiblanco, sin embargo los de Iván se fueron al descanso con desventaja en el marcador, después de no haber sabido finalizar sus ocasiones y regalar un penalti absurdo en una de las pocas veces que la Ponferradina pisó el área del Atlético Bembibre.

Tras el descanso, y después de unos primeros minutos de desconcierto, los atléticos volvieron a hacerse con las riendas del partido hasta lograr el empate por medio de Gabri, que más tarde tuvo que retirarse lesionado. Quedaba mucho tiempo por delante, pero el cansancio comenzó a hacer mella en los dos equipos, que mantuvieron la intensidad en el juego, pero con poca claridad de ideas, igualándose ahora el partido.

Los minutos finales fueron otra vez para los de Iván, que terminaron encerrando a la Ponferradina en su área a base de continuas acciones a balón parado, corners y faltas, que no dieron el fruto deseado.



Mención a parte merecen los miembros de la Peña Socuello, que llegaron en el descanso después de llevar en bolandas al equipo de Fútbol Sala a la victoria, para apoyar a los jóvenes aguiluchos, que respondieron dirigiéndose hacia ellos con aplausos al final del partido.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

warhol_360