Después de enlazar tres victorias consecutivas y con una racha de cinco partidos ganados de los seis últimos, Embutidos Pajariel Bembibre vuelve al escenario donde comenzó a escribir sus primeras páginas en la élite del baloncesto femenino, el Pabellón Andrés Estrada de Huelva. Allí consiguió el ascenso a la Liga Femenina en 2012 y allí cerrará un 2014 que pasará a la historia del club del Bierzo Alto por haber conseguido clasificarse para los playoffs por el título. Este sábado, desde las 19:00 horas, las de ‘Chiqui’ Barros se miden a un Conquero Huelva Wagen que perdió de manera abultada en su último compromiso liguero ante Perfumerías Avenida tras encadenar diez triunfos consecutivos. Teledeporte ofrecerá este encuentro, que se podrá seguir también desde el portal de Baloncesto en Vivo de la Federación Española de Baloncesto (FEB) y a través de su canal de emisión en directo, FEBTV.

Más allá de la buena dinámica de resultados, las bembibrenses llegan a este duelo después de haber sumado ocho triunfos y cuatro derrotas, mientras que las de Gabriel Carrasco afrontan la cita con apenas dos partidos perdidos en las doce primeras jornadas del campeonato. Las onubenses ocupan la tercera posición, mientras que las del Bierzo Alto son cuartas, igualadas con el quinto clasificado, Cadí La Seu. Una victoria de las bercianas las metería de lleno en la pelea por el tercer puesto. Una semana más, las rojillas se confirman como una de las mejores escuadras defensivamente, a lo que añaden un juego creciente en la parcela ofensiva que mejora cada partido, tal como pide su entrenador.  Las conqueristas, por su parte, son uno de los mejores ataques de la Liga Femenina, y pese al traspié de la última semana, encadenaron diez victorias seguidas anteriormente.


UNA TRAYECTORIA PARALELA QUE PUDO ESTAR SEPARADA


La cita del sábado vuelve a cruzar los caminos de dos equipos que ascendieron a la Liga Femenina la misma temporada, la 2011-2012, y que sufrieron mucho para mantener la categoría. El club berciano lo logró deportivamente, mientras que el andaluz lo hizo administrativamente, gracias a la desaparición de dos conjuntos. De los cuatro enfrentamientos directos en estas dos temporadas, tres se han resuelto para las bembibrenses, todos ellos con amplios marcadores. La única derrota de las rojillas ante las onubenses fue el inicio de una racha de resultados que posibilitó la permanencia en su estreno en la máxima categoría.

A pesar de los buenos precedentes para las del Bierzo Alto, el de este sábado se presume un encuentro radicalmente diferente, mucho más equilibrado, a tenor de la distinta dinámica que llevan las de Gabriel Carrasco. Gracias a una importante inversión económica, el cuadro conquerista ha podido conformar una plantilla de mucho nivel que le ha permitido encaramarse a los puestos de cabeza de la clasificación. El equipo de ‘Chiqui’ Barros, por su parte, ha ido creciendo desde el trabajo diario y la mejoría física de sus jugadoras. Una de ellas, Ariel Edwards, que no pudo disputar el último compromiso ante Gernika, se reintegró el pasado lunes a los entrenamientos y trabajó a las órdenes de su entrenador durante toda la semana para llegar a la cita en el Andrés Estrada.


CONQUERO, UNA PLANTILLA MUY COMPENSADA Y DE MUCHO NIVEL


Después de dos temporadas haciendo importantes inversiones que no se vieron reflejadas en la clasificación, esta vez parece que Gabriel Carrasco ya dio con la tecla y cuenta con un plantel que le permitirá aspirar a acabar en las primeras posiciones de las competiciones nacionales. El técnico manchego cuenta con uno de los juegos interiores más poderosos, con Adaora Elonu como principal referencia. La ‘4’ nigeriana promedia más de 16 puntos y casi 6 rebotes por encuentro. Le acompañan en la pintura la subcampeona de mundo Lucila Pascua y la estadounidense Chelsea Davis, fichada el pasado verano de Gran Canaria. La joven Patricia Soler también cuenta con minutos.

En el juego exterior destaca otra estadounidense, la escolta Aja Parham, que anota 10 puntos de media por partido. Dos aleros como María Pina e Itziar Germán, internacionales en categorías de formación, completan una línea de perímetro temible. El timón de la nave onubense lo lleva María Asurmendi, con amplia experiencia en la Liga Femenina y en las selecciones de base. La  navarra, que promedia un 12 de valoración por encuentro, comparte la responsabilidad de la dirección del juego conquerista con la base serbia Aleksandra Stanacev.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador