Vuelve la competición para el Embutidos Pajariel Bembibre después del parón navideño. Será este domingo, desde las 19:00 horas, ante un Campus Promete que ha cambiado a varias de sus piezas desde el inicio del campeonato. El cuadro berciano inicia la segunda vuelta de la Liga Femenina midiéndose a un equipo fuerte como local pese a ocupar actualmente uno de los dos puestos de descenso. Inicia así un mes de enero apasionante por la trascendencia de los próximos compromisos, ante Spar Citylift Girona y Cadí La Seu. Como es habitual, el encuentro, que se disputará en el Pabellón Lobete de Logroño, será retransmitido a través del canal de emisión en directo de la Federación Española de Baloncesto (FEB), FEBTV. Asimismo, se podrá seguir desde su portal de Baloncesto en Vivo.

El conjunto dirigido por ‘Chiqui’ Barros arranca la segunda mitad del curso en quinta posición, tras haber sumado ocho triunfos y haber perdido cinco partidos. Las del Bierzo Alto han sumado tres victorias en las cuatro últimas jornadas, una tendencia inversa a la de su rival de este domingo, un Campus Promete que sólo ha vencido a Al-Qázeres en las cuatro últimas fechas. Las riojanas suman apenas dos victorias en lo que va de competición, pero son un equipo que ha crecido con el paso de los encuentros hasta el punto de ponérselo muy difícil a Girona, Perfumerías Avenida y Conquero, los conjuntos que ocupan los tres primeros puestos de la clasificación.

Con la permanencia cada vez más cerca, las bembibrenses buscarán una victoria que sirva para confirmarlas en la parte alta de la clasificación en un año que se afronta con mucha ilusión. A un triunfo de la cuarta posición, ocupada por Cadí La Seu, las rojillas mantienen, al inicio de la jornada, seis triunfos de ventaja sobre los puestos de descenso, ocupados precisamente por su rival de este domingo y Al Qázeres, dos equipos que han modificado sensiblemente sus plantillas, sobre todo el extremeño. El conjunto de ‘Chiqui’ Barros, por su parte, fiel a su política, no ha incorporado a ninguna jugadora, y desde la dirección se aboga por el trabajo como base para crecer.

El único precedente entre bercianas y logroñesas, en el estreno del curso, fue positivo para las rojillas, que se impusieron por 80-64. Con un Bembibre Arena entregado, las de ‘Chiqui’ Barros confirmaron las buenas sensaciones que habían dejado durante la pretemporada para sumar el primer triunfo de la presente campaña. Este antecedente, no obstante, sirve mínimamente como referencia, toda vez que el conjunto dirigido por Luis Birigay ha incorporado dos jugadoras llamadas a ser referentes a su plantel. Además, una de las que ya estaba, LaNedra Brown, se había incorporado pocos días antes de la cita y no estaba totalmente integrada al grupo.

 

CAMPUS PROMETE, UNA INSTITUCIÓN IMPORTANTE QUE APUESTA POR EL DEPORTE

Una institución importante como Campus Promete permitió conformar un plantel de garantías para afrontar su estreno en la Liga Femenina, a la que llegaron después de que Ciudad de Burgos desapareciera, Bizkaia GDKO decidiera no seguir tras su descenso deportivo y Fundal Alcobendas no lograra el aval económico para poder competir. El nivel de la plantilla, a buen seguro, le permitirá luchar por la permanencia pese a haber sufrido en el arranque siete derrotas en otras tantas jornadas de competición.

Las bajas de Paula Ballvé, incorporada al segundo equipo y a la dirección técnica, y Patricia Argüello, que se fue al Plenilunio de Liga Femenina 2, fueron cubiertas por la pívot Chanel Mokango y Adrijana Knezevic, una alero serbia llamada a liderar la parcela ofensiva, pues anota más de 15 puntos y valora más de 14 de media por encuentro.  Ayuda a completar una línea exterior importante con una experimentada Leslie Knight, que puede jugar también de ‘4’. Junto a ellas, dos escoltas como Elena Salcedo y Licet Castillo, una joven, la primera, y otra que a sus 41 años promedia más de 10 tantos por encuentro.

La responsabilidad en la dirección del juego recae en dos canteranas, la joven Paula Estebas y una experimentada Naiara Galilea. Es la primera la que juega más minutos, una base de gran talento que aporta casi 9 tantos por partido. La otra aporta ritmo, experiencia y estabilidad al juego de cinco contra cinco.

En la pintura, una exjugadora rojilla, LaNedra Brown, es su principal baza ofensiva, con 11 puntos de media. También una de las nuevas jugadoras, la congoleña Mokango, debe ser uno de los baluartes de las riojanas bajo los aros. La camerunesa Amina Njonkou, que no pudo jugar en el Bembibre Arena por lesión, y las españolas Marta García y Miriam Goyache completan el juego interior de las de Luis Birigay.

 

Dpto. Comunicación Embutidos Pajariel Bembibre PDM
Foto: Bembibre Digital (partido de ida)

 

{module PDM BALONCESTO}

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador