La primera Master Class de Zumba Fitness reunió a numerosas personas en el pabellón Manuel Marqués Patarita. Ya no sólo a quienes participaron en esta clase colectiva, sino a los que decidieron verlo desde la grada. Eso sí, con un trasfondo solidario: recaudar alimentos a beneficio de las familias más desfavorecidas. En total, fueron 200 kilos los que consiguió la organización, que entregó a la ONG Cruz Roja. 

El único requisito para acceder al pabellón era entregar al 1 kilo de alimento para distribuir entre las familias que en este momento están atravesando una situación complicada. En esta primera experiencia la recaudación se elevó a 200 kilos, según destacó la organización, lo que ha llevado a hacer un balance solidario. Incluso con las miradas puestas en repetir más adelante buscando otras ubicaciones para conseguir una mayor participación.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador