Sin duda, un partido para disfrutar, una fiesta para la afición. Será la clausura del curso y también la última cita de la temporada en el Bembibre Arena, una cancha que siempre vibra y se llena de color cuando se trata de animar a su equipo. El Embutidos Pajariel Bembibre recibirá este sábado la visita de uno de los equipos que ya están clasificados para los playoffs, Conquero Huelva Wagen, que además disputó la última edición de la Copa de la Reina. El choque, que esta vez modificará su horario habitual y se celebrará a las 19:00 horas como el resto de encuentros de la última jornada de la liga regular, será retransmitido a través del canal de emisión en directo de la Federación Española de Baloncesto (FEB), FEBTV. Asimismo, se podrá seguir desde su portal de Baloncesto en Vivo.

No hay tiempo para descansar dentro del maratón del final de liga, pero no debe ser excusa, pues lo que hay en juego es un premio nada desdeñable. La escuadra del Bierzo Alto, que cayó en su último compromiso liguero ante Gernika Bizkaia, se juega acabar la temporada en quinta posición –la que ocupa actualmente- ante un conjunto, Conquero Huelva Wagen, que llega al Bierzo Alto con la tercera plaza asegurada. No obstante, las de Gabi Carrasco tratarán de cerrar la liga regular con un triunfo después de caer en la cita precedente ante el líder, Perfumerías Avenida. Llegan las bembibrenses a la 26ª y última jornada con catorce triunfos y once derrotas, con una ventaja de un encuentro sobre su inmediato perseguidor, Gernika Bizkaia, que visitará la cancha del Mann-Filter Zaragoza.


EN BUSCA DEL MEJOR COLOFÓN A LA TEMPORADA CON TODO EL APOYO


El Bembibre Arena será una olla a presión, seguro, pero además en esta ocasión será una fiesta, pues muchos niños de todo El Bierzo se congregarán en el recinto de la capital del Bierzo Alto. Estarán miembros de las categorías inferiores del C.B. 6,25 de Ponferrada y escolares de la localidad berciana de Toreno –ambos grupos invitados por el club-, todos para inundar de alegría e ilusión un pabellón cuyo equipo necesitará más que nunca el respaldo de su hinchada. No faltará a la cita la cantera del Club Baloncesto Bembibre, reunida esta vez para homenajear a las jugadoras del Embutidos Pajariel Bembibre.

Sería un triunfo ante conjunto andaluz el perfecto colofón a una temporada que ha supuesto la consolidación del club bembibrense en la élite del baloncesto femenino nacional. Después de disputar los playoffs la campaña anterior, la entidad del Bierzo Alto supo asimilar un éxito sin precedentes y consiguió actuar con prudencia para no imponerse objetivos que podrían considerarse insensatos. En lugar de ponerse cotas muy elevadas y priorizar la repetición de una gesta que quedará en la historia de la villa de Bembibre, el conjunto rojillo se propuso consolidar el proyecto para crecer con pasos cortos pero seguros. Con esas premisas, certificó la permanencia a seis jornadas para la finalización de la fase regular y ha competido con ambición y sin complejos ante proyectos muy potentes. Ya ha superado las trece victorias de la temporada anterior incluyendo las semifinales del play-off y sumó seis triunfos a domicilio. Todo ello, después de ser subcampeón de Castilla y León y de conquistar un torneo internacional en la isla italiana de Cerdeña ante clubes importantes del país transalpino.


DOS EQUIPOS DESTINADOS A CRUZAR SUS CAMINOS

Cinco precedentes entre ambas escuadras ha habido en la Liga Femenina, tres de ellos resueltos a favor de la escuadra berciana y dos para las onubenses, que aún no han vencido en el Bembibre Arena. En el duelo disputado el pasado mes de diciembre, en el cierre de la primera vuelta de la presente temporada, Conquero Huelva Wagen se impuso por 68-54 en el Andrés Estada de Huelva.

Como en el año 2012, en que ambos clubes consiguieron ascender a la máxima categoría del baloncesto femenino español en aquella histórica fase de ascenso celebrada en Huelva, ahora se vuelven a ver las caras, eso sí, en situaciones radicalmente distintas. En estos tres años, aunque con propuestas diferentes, las dos entidades han crecido exponencialmente, asentando sus proyectos en la élite nacional.  

Con un presupuesto modesto, el club del Bierzo Alto, tras lograr la permanencia en su estreno en la Liga Femenina, disputó los playoffs y este año ha conseguido ser considerado uno de los equipos más importantes de la Liga Femenina. Por su parte, en su primera temporada en la categoría, Conquero Huelva Wagen mantuvo su plaza tras la desaparición del Obenasa y el Hondarribia. Después de una temporada de transición, este año ha conformado una plantilla que le ha permitido disputar  y llegar a la final de la Copa de la Reina, y clasificarse para el play-off.


UN PROYECTO AMBICIOSO QUE ASPIRA A MUCHO

En su tercera campaña en la Liga Femenina, la entidad conquerista ha podido conformar un plantel aspirante a estar en la final de la Liga Femenina. Quizá su principal referente ofensivo sea la ala-pívot nigeriana Adaora Elonu, que promedia 15 puntos y casi 7 rebotes para 16,5 créditos de valoración por encuentro. Junto a ella, otras dos jugadoras incorporadas al comienzo de la presente temporada destacan en el juego interior: Chelsea Davis y Lucila Pascua. La estadounidense anota más de 11 tantos por partido, mientras que la internacional española, que fue baja ante Perfumerías Avenida, tiene un gran poder de intimidación. La joven Patricia Soler completa la rotación en la pintura.

En el perímetro, otras dos jugadoras muy importantes, Aja Parham y María Pina, que también se incorporaron al comienzo de la presente campaña. Más de 8 puntos aporta la española por partido, mientras que la estadounidense promedia más de 10. Junto a ellas, completan el juego exterior la capitana Itziar Germán y Arantxa Mallou, una escolta que llegó a Huelva en febrero. Comandando la nave está una de las directoras más importantes de la Liga Femenina, María Asurmendi, que promedia más de 11 créditos de valoración. La base serbia Aleksandra Stanacev completa un plantel de mucha calidad.

Semana Cultural del I.E.S. Álvaro Yáñez de Bembibre


El Bembibre Arena acogió este viernes una sesión de trabajo específico de baloncesto enmarcada en la Semana Cultural del I.E.S. Álvaro Yáñez de Bembibre y en la que participaron cerca de veinte estudiantes del centro educativo de la capital del Bierzo Alto. La actividad estuvo dirigida por la entrenadora ayudante del Embutidos Pajariel Bembibre, Raquel Álvarez, que trabajó con los chicos y chicas asistentes durante cerca de dos horas. En ese tiempo, la preparadora lucense planteó una serie de ejercicios enfocados a la consolidación y mejora de aptitudes y habilidades técnicas.

Se trató de una iniciativa de carácter voluntario para los jóvenes, reflejo de la gran aceptación que está teniendo el baloncesto entre las nuevas generaciones de la villa y la implicación de la dirección deportiva del Club Baloncesto Bembibre en la formación de nuevos valores. Muchos de los asistentes, de hecho, forman parte de la cantera de la entidad del Bierzo Alto, cuya coordinadora es la propia Raquel Álvarez. Otros, por su parte, dominan la práctica del deporte de la canasta, bien como aficionados, bien como participantes en las diferentes competiciones de las escuelas deportivas.

Aunque quizá algo breve, la sesión resultó satisfactoria tanto para la asistente de ‘Chiqui’ Barros en el banquillo del Embutidos Pajariel Bembibre como para los jóvenes asistentes, que mostraron gran interés durante el transcurso de la actividad. Durante la misma los estudiantes fueron divididos en grupos con el objetivo de aprovechar de forma más eficiente un trabajo específico de técnica individual, manejo de balón, dirección de juego, movimientos, acciones y gestos técnicos. Asimismo, la preparadora lucense ofreció consejos para evitar infracciones e impartió fundamentos tácticos y para la mejora del nivel defensivo. Casi al final, los chicos y chicas que participaron en el entrenamiento pudieron disputar un pequeño partido en la pista del Bembibre Arena.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador