Cuatro jugadoras del Embutidos Pajariel Bembibre han vivido unos últimos meses repletos de actividad. Las dos valencianas del conjunto berciano, Vega Gimeno y Anna Gómez, disputaron la SuperLiga Femenina, una competición con la que la Confederación Argentina de Baloncesto (CABB) pretende promocionar el baloncesto femenino en el país sudamericano. La nueva incorporación del equipo rojillo, además, participó en el 3x3 Femenino de los Juegos Europeos de Bakú, donde fue medalla de bronce junto a su nueva capitana, ‘Monty’. Un certamen, el celebrado en Azerbaiyán, en el que también estuvo la irlandesa Orla O’Reilly, única extranjera con contrato en vigor en el equipo dirigido por ‘Chiqui’ Barros.

En definitiva, nuestras cuatro chicas vivieron cinco aventuras que les permitirán crecer como personas y como jugadoras. Ya fuera a nivel de equipos, como Vega o Anna, o de selecciones, como la propia alero valenciana, ‘Monty’ u Orla, todas rindieron a gran nivel, alcanzando buenos resultados que incluso pueden considerarse sorprendentes en algunos casos. A menos de dos meses para iniciar la pretemporada, la cuarta campaña del club berciano en la Liga Femenina se presenta ilusionante. El baloncesto femenino está de moda y para demostrarlo ya tenemos dos ejemplos: dos medallas de bronce, en el Eurobasket y el 3x3 Femenino de los Juegos Europeos de Bakú, respectivamente.  


ANNA GÓMEZ: “HE VIVIDO UNA EXPERIENCIA INCREÍBLE”

Anna Gómez fue la primera en renovar su vinculación con el Embutidos Pajariel Bembibre y también la primera en emprender viaje para ‘hacer las Américas’. La base valenciana, como otras jugadoras que juegan en España, participó en la SuperLiga Femenina de Argentina y lo hizo en las filas del Obras Basket, que acabó en cuarta posición. Después de un inicio complicado –con cuatro derrotas consecutivas-, las bonaerenses consiguieron encadenar cinco triunfos con los que se colocaron en los puestos de cabeza y ganaron opciones para alcanzar la Final Four. “Fue difícil, pues mi equipo sólo contaba con tres profesionales. Aun así, las chicas se dejaron la piel para entrenar y jugar. Aunque empezamos mal, fuimos de menos a más”, analiza la de Alfara del Patriarca.

Reconoce Gómez que “era complicado no entrenar mucho y a veces vernos sólo en los partidos. Como estoy acostumbrada a jugar yo, que necesito saber cada jugada y conocer a mis compañeras, fue difícil. No obstante, poco a poco entendí lo que necesitaba el equipo de mí”, explica la base del Embutidos Pajariel Bembibre, contenta por la progresión del equipo: “Confiaba en que iba a crecer por la actitud de las jugadoras y las ganas de trabajar. Empezamos una racha positiva y crecimos”.

“Es el primer año que Obras tiene equipo femenino y esto era un hándicap, ya que eran todas jugadoras nuevas y jóvenes”, agrega la valenciana,  que considera que “lo malo de jugar una liga tan corta es que no hay tiempo para nada. Aun así la sacamos adelante. Creo que hemos estado por encima de los objetivos del club al clasificarnos para la Final Four”, concreta la base rojilla.

Acerca del nivel de la SuperLiga, asegura Gómez que “me sorprendió. No me esperaba una liga tan dura y competitiva”, comenta la valenciana, que aclara, no obstante, que “sabía que había muy buenas jugadoras argentinas. Quizás el modelo de liga de la confederación y los partidos tan parejos hicieron que disfrutara mucho más de la competición”, resume la jugadora de Alfara del Patriarca, que valora de forma positiva esta iniciativa para fomentar el baloncesto femenino en Argentina: “Hay jugadoras muy buenas y sobre todo hay ganas de trabajar, que es lo más importante. Ha sido una muy buena idea, aunque ahora que esto ha empezado, espero que ya no se detenga, porque dentro de unos años esta liga puede ser un referente en ligas de  verano”.

A nivel personal, explica Gómez que esta aventura “me ha aportado muchísimo, he vivido una experiencia increíble. Sólo por lo que te aporta a nivel personal, ya tienes que vivirlo: otra cultura, otra forma de conocer y de vivir la vida de la que estoy acostumbrada,…”, enumera la de Alfara del Patriarca, cuyo mejor recuerdo de Argentina es “’mi equipo’. Han hecho que mi estancia haya sido increíble.  Me ayudaron en todo momento para adaptarme al equipo, a la ciudad y sus costumbres... Para mí, ellas son el mejor recuerdo de Argentina”, certifica la valenciana, que ha querido dejar un último mensaje:

“Quiero agradecer a todos los que han hecho que mi experiencia haya sido increíble. ¡DALE!”


VEGA GIMENO: “NOS ESPERA UN BONITO AÑO”


También estuvo en Argentina el único fichaje hasta el momento del Embutidos Pajariel Bembibre, Vega Gimeno, cuyo equipo en la SuperLiga, Peñarol, fue tercero. En el país sudamericano, asegura la también valenciana, “la experiencia fue muy buena. Tuve la suerte de ir a un gran equipo y de estar junto a otra española como Amaya Gastaminza. Tuvimos muchos minutos y mucho protagonismo”, resume la alero, que lamenta, no obstante, no haber podido ayudar a su equipo en la Final Four. “Espero volver el año que viene, quedar terceras de la fase regular y jugar el play-off”, puntualiza.

Sobre la SuperLiga, coincide con su nueva compañera Anna Gómez en que es “una muy buena iniciativa” para fomentar el baloncesto femenino en Argentina, una competición, apunta, que “tiene buen nivel de jugadoras”. De su participación en este campeonato, destaca Gimeno que “noté el cambio del nivel físico, ya que es una competición muy exigente, que permite mucho el contacto y los golpes, no como en España. Esto -aclara- no lo noté tanto en el 3x3 porque ya venía acostumbrada de Argentina”.

Y es que, después de participar en la SuperLiga, Gimeno se incorporó a la selección femenina de 3x3 que participó en los Juegos Europeos de Bakú. El combinado dirigido por Ana Junyer fue medalla de bronce en Azerbaiyán, una experiencia “genial” para la nueva alero del club bembibrense, que afirma que “no teníamos expectativas. Era un equipo nuevo, no habíamos jugado juntas, afrontamos cada partido como si fuera el último y salió bien. El 3x3 se adaptaba bien a las características de las jugadoras y lo hicimos”, rubrica.

Después de tantos años y éxitos en categorías de base del combinado nacional, en Bakú Gimeno volvió a tener la oportunidad de morder el metal representando a su país. Ella es prudente y de cara al futuro apuesta por ir “pasito a pasito. Está muy bien lo del 3x3 y conseguir esta medalla. Ojalá algún día llegue a la Absoluta, pero ahora estoy bien y me quedo con esta experiencia, que es lo más reciente. Seguiré luchando por poder vivir nuevos desafíos”, sentencia.

Durante su estancia en la concentración de la selección que estuvo en Bakú se hizo pública su incorporación al Embutidos Pajariel Bembibre. En la capital azerí compartió vivencias con la que ahora es su capitana, ‘Monty’, para quien sólo tiene palabras buenas: “No nos conocíamos y desde el primer día todo fue muy fácil con ella. Cuajamos muy bien y en la pista nos entendemos a las mil maravillas. Nos espera un bonito año por adelante”, asevera la valenciana, que se mostró gratamente sorprendida por el “tirón mediático” que tuvo su fichaje por la entidad berciana.  


‘MONTY’: “UNO DE LOS MEJORES MOMENTOS DE MI CARRERA DEPORTIVA”

En Bakú, Gimeno coincidió con su nueva compañera ‘Monty’, que asegura que la alero “es  muy simpática y muy divertida. Muy currante”, enfatiza la pívot canaria, que recuerda que durante su estancia en Azerbaiyán la valenciana “me preguntaba por cómo trabajamos. Creo que nos vamos a entender en el campo, hemos acertado con este fichaje”, apostilla la capitana del Embutidos Pajariel Bembibre.
En los Juegos Europeos celebrados en la capital de Azerbaiyán, ‘Monty’ confirmó su buen estado de forma, después de una temporada en la que fue la jugadora nacional con más valoración en la fase regular Liga Femenina. La medalla de bronce con la que se volvió a España, señala, “es uno de los mejores momentos de mi carrera deportiva –quizá junto con el ascenso a Liga Femenina, precisa-. Me he llevado una medalla y eso no lo puede decir todo el mundo”, remacha la canaria, que horas antes de incorporarse a la concentración de la selección española era premiada en la Gala de los TeleDeportivos de La 8 Bierzo como mejor jugadora de baloncesto.

Colgarse un metal y la llamada de la Federación Española de Baloncesto (FEB) para formar parte del combinado dirigido por Ana Junyer en estos Juegos Europeos suponen, en palabras de ‘Monty’, “una experiencia increíble. Ir con la gente que fui, representar a mi país y a mi pueblo, Bembibre, es un honor, como lo es llevar su escudo a lo más alto. Un premio a estas dos últimas temporadas”, subraya.

“Siempre es bueno que se acuerden de una”, añade ‘Monty’, que admite que “me encantaría estar con la Absoluta”, aunque es feliz porque “el hueco del 3x3 era mío. Ha sido un placer”, remarca la capitana del equipo del Bierzo Alto, que recuerda que cuando estaba en el podio con su medalla sintió “una gran emoción. Pensaba en mi padre –le habría gustado verlo, especifica- y en cada persona que tengo en Bembibre y que sé que me apoya”, finaliza.


ORLA O’REILLY: “MI SUEÑO ES QUE IRLANDA TENGA UN EQUIPO PARA COMPETIR EN UN EUROPEO”


Después de renovar su contrato con el Embutidos Pajariel Bembibre,  Orla O’Reilly viajó a Bakú con la responsabilidad de liderar a su selección, Irlanda, en el 3x3 Femenino. Llegaron a cuartos de final, donde, pese a jugar a buen nivel,  fueron apeadas por el combinado campeón, Rusia, que también eliminó a España en la semifinal. La alero del equipo berciano, que tuvo un papel importante, recuerda que “empezamos con un ritmo bajo, perdiendo los dos primeros partidos ante Eslovenia y España. Mejoramos mucho el tercer día y jugamos bien ante Rusia”, analiza.

“Bakú ha sido una gran experiencia, estábamos rodeados de grandes deportistas”, agrega la de Cork, que asegura que “me encanta formar parte del equipo nacional de Irlanda. No me arrepiento de la decisión que tomé el pasado verano de comenzar la pretemporada en Bembibre, incluso aunque supusiera perderme el Europeo 3x3. Sabíamos que 15 de los equipos participantes estarían en Bakú, así que confiaba en que lo conseguiríamos. Nuestro seleccionador hizo otra prueba el pasado mes de abril para poder estar en Azerbaiyán y yo fui una de las elegidas. Estoy muy agradecida por la oportunidad de representar a Irlanda en este gran evento”, certifica.

De toda su estancia en Azerbaiyán, O’Reilly opina que “el mejor momento fue cuando derrotamos a República Checa en los octavos de final. Jugamos en la pista principal y el partido fue retransmitido en la televisión irlandesa. Fue un gran momento para el baloncesto irlandés”, apostilla la jugadora rojilla, que lamenta que su federación no cuente con equipo sénior debido a que aún debe hacer frente a una deuda con FIBA. “Mientras persista, no habrá selección absoluta”, argumenta la irlandesa, que asegura, sin embargo, que “estoy muy feliz de que el 3x3 nos permita representar a Irlanda en las competiciones europeas”.

De cara al futuro, O’Reilly se muestra “optimista con la posibilidad de jugar un Eurobasket. No sé cuánto tiempo habrá que esperar, pero estoy segura de que sucederá. Hasta que pase, debemos desarrollarnos y mejorar para estar preparadas para competir”, puntualiza la jugadora del Embutidos Pajariel Bembibre, que concluye que “mi sueño es que Irlanda tenga un equipo para competir en un Europeo”.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador