El Atlético Bembibre y el CD Tsacianegu disputaron un derbi muy intenso, pero por encima de todo muy deportivo. Las entradas bruscas, que también las hubo en algunos momentos, siempre debido a lances del juego, se resolvieron con deportividad parte de ambos equipos.

Se adelantaron los locales a los cinco minutos, en un clamoroso error del portero, que acabó introduciendo el balón en su propia portería. Pero a dos minutos del descanso, en una buena acción de contraataque, empataba el Tscianegu, castigando los fallos del Bembibre en ataque, que llegó incluso a enviar el balón fuera a puerta vacía.

Pero la reacción no se hizo esperar, y en dos acciones a balón parado, una falta con barrera y un doble penalti, los bercianos conseguían llegar al descanso con ventaja de 3-1.

La segunda parte se inició también con dominico bembibrense, pero los lacianiegos se encontraron con un gol a los cuatro minutos que volvió a meterlos en el partido. Fueron minutos de incertidumbre, con ocasiones en las dos áreas, hasta que Berti aprovechó un nuevo error del guardameta visitante para ampliar diferencias.

Con casi seis minutos por delante, el técnico del Tsacianiegu pidió tiempo muerto y ordenó salir a su equipo con portero – jugador, pero no dio el resultado esperado. Iván aprovechó un robo de balón en ataque para, con habilidad, poner el 5-2. Una frivolidad de Marcos, debido al exceso de confianza en un partido que parecía ya resuelto, permitió que los lacianiegos recortaran distancias hasta el 5-3 definitivo.

Con este resultado el Atlético Bembibre se aupa a la parte alta de la clasificación, que lidera el Juventud del Círculo con 12 puntos, 3 más que los bercianos.

 

 

 

 

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}