El Atlético Bembibre llegó en cuadro a Medina, con tan solo un cambio para disputar los 40 minutos de juego, por lo que el trabajo en equipo y la dirección técnica y táctica de Felipe Álvarez resultó fundamental para sumar los tres puntos, en un partido que tuvieron siempre controlado los bercianos hasta que llegó la locura del último minuto.

El planteamiento del Mister funcionó a la perfección. Solidez defensiva y salidas con velocidad a la contra. Fue tan efectivo que a los 12 minutos de juego el marcador reflejaba ya un claro 0-6 para los bercianos.  Una tímida reacción local y un gol de Nené en propia puerta, permitió al Medinense retirarse con un 3-7 en contra al descanso.

La segunda parte siguió una tónica parecida, aunque el cansancio acumulado por la poca posibilidad de rotaciones, fue haciendo mella poco a poco. Los atléticos habían conseguido incluso aumentar la diferencia a 6 goles (4-10) y mantenerla hasta el minuto 37. Un penalti y un doble penalti hizo que los vallisoletanos llegaran al último minuto con 6-10 en contra.

Parecía que solo quedaba ya esperar al pitido final para celebrar la victoria, pero llegó la locura en los últimos segundos, y de manera increíble, con tres goles de rebote (uno de ellos en propia puerta), sin duda fruto del cansancio de los jugadores bercianos, el Medinense consiguió acercarse peligrosamente hasta el 9-10 final.

Hay que destacar el trabajo colectivo y de manera especial la capacidad goleadora de Nené, que anotó 7 goles y figura entre los máximos artilleros del grupo.

 


 

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador