Quizá por deseada, por inesperada y por la importancia que puede tener en la moral de las jugadoras de cara a lo que resta de temporada, ésta puede ser la victoria más importante del curso de Embutidos Pajariel Bembibre, que se impuso por 62-72 al vigente campeón liguero, SPAR Citylift Girona, ofreciendo su mejor versión de los últimos meses. Además, lo hizo rompiendo un maleficio que le había perseguido desde la llegada a la máxima categoría en 2012, superando a un equipo al que las bercianas no habían derrotado en los siete enfrentamientos previos en Liga Femenina -sí lo consiguió en la Fase de Ascenso a la máxima categoría en 2008-. Y es que, aunque en alguna de esas ocasiones la victoria pudo caer para el bando rojillo, no fue así hasta este domingo, en que la escuadra berciana volvió a encandilar con su mejor puesta en escena después de una mala racha de resultados y de juego.

Seguramente no podía haber elegido el equipo de ‘Chiqui’ Barros mejor fecha, un 14 de febrero, el día de los enamorados, para recuperar su mejor discurso. En Fontajau, como el mejor poeta, fue capaz de escribir sus mejores versos -que por tan señalada fecha deberán ser de amor- para una hinchada berciana que tuvo la oportunidad de enamorarse con el juego vistoso y alegre demostrado por un equipo que al fin fue capaz de aunar la calidad humana y el compromiso de unas jugadoras totalmente implicadas con la ‘marca Bembibre’. Es ése el sello de este humilde pero sólido equipo, que por tercera temporada consecutiva volvió a vencer en liga regular en la cancha del vigente campeón. Esta vez fue en Girona, pero antes cayeron Perfumerías Avenida y Rivas Ecópolis, conformando una tripleta triunfal al alcance de pocos equipos. Tal vez no haya un precedente cercano.

Ahora, con ocho partidos por disputarse en esta fase regular de la competición, el Bembibre Arena, que acogerá cinco de esos encuentros, debe calibrar si esta victoria en tierras catalanas, que es la novena en dieciocho partidos, supone el punto de inflexión que necesitaba el conjunto del Bierzo Alto. Sin duda, las tres últimas semanas sin competición, como se había querido transmitir desde la dirección deportiva, han servido para refrescar ideas, trabajar nuevos aspectos del juego y recuperar los ánimos de un equipo cuyo trabajo, esta vez sí, se vio reflejado en la cancha. Con un partido menos, el aplazado ante IDK Gipuzkoa UPV del próximo sábado (18:15 horas), la asombrosa victoria en Fontajau permite a las bercianas recuperar sensaciones y, además de avanzar con firmeza hacia el objetivo prioritario de la permanencia, invita a mirar hacia la zona alta de la clasificación.

Con ese choque ante el conjunto guipuzcoano aún pendiente, el primer puesto de descenso, ocupado por SPAR Gran Canaria, queda a tres partidos, aunque Campus Promete, que tiene las mismas seis victorias que las insulares, tiene el ‘basket-average’ perdido con un Embutidos Pajariel Bembibre que asciende a la séptima posición y adelanta a Star Center-Uni Ferrol, octavo con 11 derrotas en 19 partidos. Se queda el cuadro berciano con tres derrotas más que Mann Filter Zaragoza y su rival de este domingo, que son tercero y cuarto, respectivamente, a la espera de enfrentarse en Zaragoza en la 25ª jornada. Frente a la escuadra gerundense, además, las bercianas tienen también el ‘basket-average’ a favor después del 57-62 de la ida en el Bembibre Arena. Sin embargo, no hay que mirar tan lejos, pues ahora vienen unas semanas frenéticas antes de la conclusión de la liga regular a finales del mes de marzo. Lo primero es recortar la desventaja con Gernika, sexto con una derrota menos que el cuadro berciano.

Los dos próximos fines de semana el Bembibre Arena recibirá al IDK Gipuzkoa UPV y al Conquero Huelva Wagen, dos rivales que deben servir para medir si la reacción de las de ‘Chiqui’ Barros tiene continuidad. Después vendrá una jornada intersemanal en Gernika, otro de los rivales de la zona alta, pero lo que realmente importa es que, de momento, en Girona se recuperó esa identidad que lució el conjunto berciano al comienzo del curso y que permitió a las pupilas de ‘Chiqui’ Barros sumar cuatro triunfos en las cinco primeras jornadas. La defensa, por donde vino la sangría de puntos que recibió el equipo berciano en las últimas fechas, resultó clave, pues rayando la perfección en algunos tramos del envite, redujo en ciertos momentos la aportación de las estrellas catalanas. Así fueron capaces de dominar el rebote (30-31) y de ahogar muchas de las aspiraciones catalanas, que seguramente se vieron limitadas por las bajas de Lina Pikciute y Artemis Spanou.

Sin embargo, nada sirve para restar méritos a este triunfo ante un plantel con tantos recursos como el catalán, pues el ataque rojillo, cuya aportación se había visto sensiblemente afectada en las últimas jornadas con la baja de una Orla O’Reilly que volvió a entrenar con más intensidad la última semana, dio claros síntomas de recuperación. Cuatro jugadoras en las dobles figuras en anotación y cinco con doble dígito en valoración, lo que da muestra de los argumentos ofensivos que expusieron las rojillas en el que posiblemente fue el mejor partido de la presente temporada. Pese a seguir sin poder contar con la de Cork, esta vez la circulación del balón, la selección del tiro y el juego en general, tanto en el perímetro como en la pintura, no distó del que se ve en los entrenamientos. Éste, el que brilló en Fontajau, es el Embutidos Pajariel Bembibre que queremos ver -y seguro que así será- hasta el final del curso. Capaz de imponerse en tres cuartos, controla en ataque y su defensa sirve para sumar. Así sí hay licencia para soñar.


EL PARTIDO SOÑADO EN UN ESCENARIO MALDITO HASTA HOY

Planteó ‘Chiqui’ Barros el choque de este domingo con su quinteto habitual de las últimas jornadas y de inicio resultó acertada la apuesta del ferrolano. Las bercianas, que arrancaron con un triple de Vega Gimeno, llevaron la iniciativa gracias sobre todo a su gran defensa, que consiguió minimizar en este primer periodo la aportación de Chrissy Givens. El ataque estuvo muy repartido y aparte de Gimeno, que añadió otra canasta y acabó el choque con 13 puntos, contó con la contribución de Shanece McKinney y Laura Herrera, quienes sumaron cuatro tantos cada una en estos minutos iniciales. La ventaja, aunque escasa, casi en todo momento –sólo con el 4-3 y con el 6-5 estuvieron las catalanas con el marcador a favor- fue berciana y las jugadoras rojillas acabaron el primer cuarto con una exigua renta en el luminoso (16-17) tras una canasta de Vita Kuktiene cerca de la conclusión de este primer periodo.

Ya se había hecho mucho en los minutos previos y el segundo cuarto confirmó lo que había sido un indicio. Seis puntos visitantes sin respuesta del cuadro catalán catapultaron la renta bembibrense ante el desacierto de las gerundenses, desarboladas por la defensa rival. La dupla interior, formada McKinney y Herrera, quienes sumaron en estos minutos previos al descanso 6 tantos cada una y se mostraron prácticamente infalibles, estaba haciendo mucho daño y Miguel Ángel Ortega se vio obligado a pedir un tiempo muerto. No obstante, su efecto fue prácticamente nulo, pues tras dos encestes locales, Eli Vivas cortó la tímida reacción catalana y McKinney anotó para obligar al técnico local a tomar nuevas medidas.

Sin embargo, ahora sería la línea exterior visitante la que tomaría las riendas de la contienda. Un triple monumental de Anna Gómez  y otro de Jovana Vukoje pusieron la renta visitante por encima de la decena (22-33), lo que, ahora sí, pareció despertar a las locales. De la mano de Givens, que sumó 8 tantos en este segundo acto, la diferencia se redujo por debajo de la barrera psicológica del +10 (26-35), pero con dos minutos por jugarse, Barros reclamó la presencia de sus chicas, que reaccionaron para recobrar la ventaja que habían adquirido previamente y llegar a la media parte con el marcador favorable (28-40) merced a otro enceste lejano de Vukoje, que sumó 6 de sus 11 puntos en este segundo periodo.   

No cambió el escenario a la vuelta de los vestuarios, pues el cuadro bembibrense estiró un poco más su ventaja gracias a sendas canastas de Monty y Gimeno. Un enceste de Givens fue el bagaje ofensivo de las locales hasta casi el ecuador del tercer periodo, circunstancia que hizo que Ortega volviera a reclamar la presencia de sus jugadoras. Entonces sí que dieron síntomas de reacción las catalanas, aunque una imperial McKinney, que fue la MVP del duelo (+30) y volvió a confirmar su capacidad para realizar tapones, hizo cuatro tantos consecutivos que ratificaron la buenas sensaciones de su equipo, que se fue al último cuarto con una clara ventaja (39-55) tras dos canastas cerca del último minuto, una de Anna Gómez y otra de la  propia norteamericana del conjunto berciano.

Arrancaron los minutos decisivos con un pleno de McKinney desde el 4,60, lo que puso la renta visitante cerca de la veintena, si bien las catalanas seguían sin dar un respiro. El ataque rojillo se atascó en estos primeros compases del último acto, hasta que un triple de Vukoje pareció poner una distancia prácticamente inabordable para las locales (46-62) cerca del ecuador de este último acto. Sin embargo, un triple de Italee Lucas inició una nueva remontada de las gerundenses, que llegaron a ponerse 58-68 tras una canasta de Adrijana Knezevic y gracias a la aportación de Givens, que sumó 11 de sus 24 puntos en este periodo final.

Por suerte, Gimeno había anotado desde el 6,75 para evitar que la reacción supusiera una amenaza y McKinney rubricó su sobresaliente actuación (25 puntos, con un 77% en tiros de campo) con una nueva canasta que pareció, ahora sí, poner la sentencia con algo más de un minuto por jugarse. Sólo quedaba poner la firma a la carta y lo hizo otra de las destacadas, Anna Gómez, que acabó con 9 puntos, 7 rebotes, 11 asistencias y 19 de valoración. La de Alfara del Patriarca anotó dos tiros libres que definitivamente pusieron la guinda a la extraordinaria actuación personal y colectiva. Con todo resuelto, dos canastas locales en el último minuto pusieron el definitivo 62-72.


FICHA TÉCNICA

SPAR CITYLIFT GIRONA, 62 (16+12+11+23): Crissy Givens (24), Noemí Jordana (8), Adrijana Knezevic (10), Naignouma Coulibaly (6), Italee Lucas (10) –cinco inicial-;  Vita Kuktiene (4) y Tay’ler Mingo (-).

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 72 (17+23+15+17): Anna Gómez (9), Monty (2), Eli Vivas (2), Vega Gimeno (13), Shanece McKinney (25) -cinco inicial-; Laura Herrera (10) y Jovana Vukoje (11).

Árbitros: Francisco José Zafra Guerra y Jordi Domingo Vilalta . 


IDK GIPUZKOA VISITARÁ EL BEMBIBRE EL PRÓXIMO SÁBADO

La próxima semana, pese a haber convocatorias de los combinados nacionales, Embutidos Pajariel Bembibre disputará el encuentro que tuvo que aplazar hace dos semanas ante el IDK Gipuzkoa UPV. El Bembibre Arena acogerá desde las 18:15 horas del próximo sábado este choque correspondiente a la 18ª jornada y al que las vascas llegan después de caer en sus cuatro últimos encuentros oficiales. Aparte de las tres derrotas ligueras consecutivas, cayó en las semifinales de la Copa de la Reina ante el Conquero Huelva Wagen, precisamente el siguiente rival de la escuadra del Bierzo Alto, que visitará el Bembibre Arena el siguiente fin de semana.

Departamento de Comunicación de Baloncesto Bembibre

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador