Después de la histórica e ilusionante victoria del pasado fin de semana en Girona, Embutidos Pajariel Bembibre recibe este sábado al IDK Gipuzkoa UPV con la intención de ratificar la buena puesta en escena ofrecida en su último compromiso liguero en Fontajau. Vuelve la Liga Femenina al Bierzo Alto y lo hace, como es habitual en el Bembibre Arena, desde las 18:15, hora de comienzo de este duelo que fue aplazado en la decimoctava jornada. El mismo se podrá ver en el canal de emisión de la Federación Española de Baloncesto (FEB), FEBTV, así como en el servicio de Baloncesto en Vivo.

Sin duda, el hecho de disputarse en el recinto de la capital del Bierzo Alto otorga un valor añadido a esta cita, toda vez que el fortín del Bembibre Arena, donde el conjunto berciano disputará cinco de los ocho encuentros que restan por jugarse en la fase regular de la temporada, debe desempeñar, como lo ha hecho durante las últimas campañas, un papel fundamental en la marcha del conjunto rojillo durante el resto del curso. Por coincidir con el desfile de carnaval en la capital del Bierzo Alto, el encuentro debe ser una fiesta y se espera que las gradas estén repletas y llenas de color para llevar en volandas a un equipo cuyo estado de ánimo está por las nubes después del triunfo ante SPAR Citylift Girona, vigente campeón de Liga y que ha competido esta temporada en la máxima competición continental.

La intención es confirmar la buena imagen ofrecida el pasado domingo, esta vez ante un equipo con el que los enfrentamientos suelen ser muy igualados y al que la escuadra berciana ya venció (50-57) en el encuentro de la primera vuelta, celebrado en el José Antonio Gasca de San Sebastián. No obstante, el último enfrentamiento en el Bembibre Arena cayó para el cuadro guipuzcoano, que en la temporada 2013-2014 no pudo vencer en el recinto del Bierzo Alto. Sí había ganado en los dos enfrentamientos disputados en las dos campañas anteriores en la capital donostiarra. Antes se vieron las caras en la Fase de Ascenso a Liga Femenina celebrada en Huelva en 2012, en la que el conjunto berciano se impuso en la prórroga y posteriormente consiguió ascender a la máxima categoría del baloncesto nacional.

Ahora, después de poner fin a la mala racha en una cancha tan complicada como Fontajau, ese triunfo rojillo en Cataluña debe suponer una inyección anímica de cara a la recta final de la liga regular. A ella llega Embutidos Pajariel Bembibre con todas las opciones, en séptima posición y con nueve triunfos en dieciocho encuentros. El de este sábado, que coincide con los compromisos internacionales, servirá para que tanto bembibrenses como guipuzcoanas alcancen los diecinueve que han disputado el resto de equipos de la Liga Femenina. Una victoria acercaría al conjunto dirigido por ‘Chiqui’ Barros a los puestos de cabeza y casi sentenciaría la permanencia en Liga Femenina, toda vez que son tres los triunfos de ventaja de la escuadra berciana sobre Campus Promete, duodécimo y con el que tiene ganado el ‘basket-average’, y SPAR Gran Canaria, decimotercero.

UN RIVAL MUY PELIGROSO

El reto, no obstante, no será nada fácil ante un rival necesitado como IDK Gipuzkoa UPV, que acumula tres derrotas consecutivas en Liga Femenina y también cayó ante Conquero Huelva Wagen en las semifinales de la Copa de la Reina. Con siete triunfos, la escuadra dirigida por Azu Muguruza ocupa la undécima posición, afectada últimamente por las bajas. Una muy importante es la de Arantxa Novo, que ha sido cubierta por la base estadounidense Amanda Houts. Será dudosa hasta última hora la participación de la otra norteamericana, Cierra Bravard, que sufrió una lesión en la Copa de la Reina y cuyo regreso a los entrenamientos se esperaba para el final de esta semana. La  pívot estadounidense, que acumula cuatro MVP’s en la presente temporada, promedia casi 16 puntos y cerca de 12 rebotes en liga, guarismos que hacen que sea un referente en ataque y en defensa. Muy importante es también la aportación de la base ferrolana, que anota más de 10 tantos y reparte más de 5 asistencias por encuentro.

Con la baja segura de Novo, quizá en la pintura esté el peso del juego ofensivo guipuzcoano. En caso de no poder jugar Bravard, una vieja conocida de la afición berciana, ‘Toch’ Sarr, que aporta más de 13 tantos por partido, debería llevar el peso ofensivo del conjunto vasco. La internacional Miriam Forasté y Daria Mieloszynska, fichada esta última de SPAR Citylift Girona, también deberán centrar la atención de la defensa berciana. Completan el perímetro dos aleros contrastadas como Onintza Aduriz y Laura Arroyo, y se espera el regreso de otra exterior, Iulene Olabarría, que no ha jugado en lo que va de segunda vuelta. En el juego interior ayuda una gran promesa como María Eraunzetamurgil. Lara González es la segunda base mientras no esté Novo, y la joven Sara Iparragirre ayuda en la línea exterior.

 

Crónica: Dpto. Comunicación CB Bembibre

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador