El Atlético Bembibre no pudo auparse a la segunda plaza, después de caer en su propia cancha frente al Salamanca, en un partido muy igualado con opciones para los dos equipos. Los bercianos jugaron con mucha precipitación, sobre todo en ataque, ante la presión por sumar tres puntos muy importantes de cara a sus opciones de ascenso.

Se adelantaron los charros, pero Aurelio consiguió empatar el partido antes del descanso al transformar un penalti. Quedaba todo pendiente para una segunda parte muy intensa. Los dos equipos jugaron con mucha intensidad, tratando de ahogar a su rival en la salida del balón y buscando cualquier posibilidad de contraataque.

Los dos porteros tuvieron una actuación sobresaliente, con algunas intervenciones decisivas. Con el paso de los minutos la presión del Bembibre se intensificó y llegó a encerrar a los salmantinos en su campo, pero sin suerte de cara al gol

A poco más de dos minutos para el final, cuando los bercianos estaban buscando con mucho más ahínco el gol, los árbitros castigaron con tarjeta amarilla el ímpetu de Aurelio para intentar recuperar el balón, después de una pérdida en el centro del campo. Una tarjeta que era la segunda y dejaba a los locales con un hombre menos para casi todo lo que restaba hasta el final del partido.

Tocaba defender el empate con uñas y dientes como mal menor. Pero a solo 19 segundos para el final, el Salamanca consiguió sacar provecho de su superioridad y batir a Marcos. Una derrota con sabor amargo que obliga a los bembibrenses a seguir peleando, si cabe aún con más fuerza, para alcanzar su objetivo en los cinco partidos que aún les restan por disputar.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador