El Atlético Bembibre juvenil consiguió romper la racha negativa de cinco jornadas sin puntuar, que lo ha llevado a ocupar puestos de descenso, con una más que merecida victoria frente al Numancia B. Y lo hizo dominando por completo a su rival, a pesar de la diferencia de 17 puntos que señalaba la clasificación, evidenciando que este equipo puede ganar a cualquiera.

 Los atléticos presentaban varias bajas, entre lesionados y sancionados, por lo que Susi no pudo completar la convocatoria. A pesar de ello sus jugadores no escatimaron esfuerzos, tanto en ataque como en defensa. Además tuvieron que lidiar, una vez más, con la mala actuación arbitral, que desató desde el primer momento las críticas de los aficionados. El colegiado, perteneciente a la delegación Bierzo, llegó incluso a convertir en falta a favor del Numancia un claro penalti cometido por el portero, al arrollar a un jugador del Atlético Bembibre que había llegado antes al balón.

Si los atléticos merecían ir ganando al descanso, tras la reanudación los méritos fueron aún mayores. Las ocasiones se sucedían, pero la buena actuación del guardameta, los errores a la hora de finalizar las jugadas y los postes, hacían que el marcador se mantuviera con empate a cero. Hasta que una subida de Rubén por la banda derecha, ganándole la espalda a la defensa, finalizó con un fuerte disparo cruzado que se alojó en el fondo de la red.

Quedaba poco tiempo y el Numancia había perdido a uno de sus hombres por doble cartulina amarilla, pero al Bembibre le comenzó a pesar el fantasma de los puntos perdidos en el descuento y se echó atrás, a pesar de que Susi y su cuerpo técnico no paraba de dar indicaciones para que el equipo saliera más arriba. Eso le dio alas a los sorianos, que se lanzaron al ataque en busca del empate, pero esta vez el marcador ya no se movería.

La próxima semana el Bembibre visita el campo de la Arandina, con la necesidad de puntuar para seguir subiendo peldaños en busca de la salvación.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador