La Junta Directiva del Club Baloncesto Bembibre ha tomado la decisión de no renovar una temporada más a su técnico, Chiqui Barros. Una decisión que sus máximos responsables, el presidente Alfonso Méndez y el director deportivo José Luis Velasco, calificaron como “difícil y dolorosa”, motivada por la necesidad de realizar un cambio de ciclo, “queremos cosas nuevas”.

Chiqui, que asumió con naturalidad esta decisión, dijo que esto no implica que vaya a dejar Bembibre. Seguirá viviendo aquí, porque se siente a gusto en el Bierzo y tiene buenos amigos, independientemente del grado de poder que alcancen en el baloncesto, aunque como es lógico, por su trabajo, pasará fuera algunas temporadas.

Desde la directiva no se cerró la puerta al regreso de Chiqui en un futuro. Algo que el entrenador, posteriormente, afirmó que ocurriría tarde o temprano: “regresaré al club, como entrenador o como otra cosa”, “porque este es mi club”.

Después de seis temporadas Chiqui Barros se va con la cabeza muy alta, orgulloso y seguro del trabajo realizado. “Sé dónde estábamos hace seis años y sé dónde estamos ahora”. Y es que sus logros son muchos al frente del Baloncesto Bembibre, tanto dentro como fuera de la cancha. Con él se consiguió el ascenso a Liga Femenina, se jugó un play off por el título, algo que parecía impensable, forzando el desempate con el todopoderoso Avenida. Ha ejercido como mantenedor en la Gala del Deporte de Bembibre, y premiado como mejor entrenador en varias ocasiones.

Baloncesto Bembibre no solo dice adiós a su entrenador, sino también a un trabajador incansable, una persona que se ha identificado plenamente con el club y con la ciudad. Un ferrolano con corazón de berciano, que con toda seguridad no tardará en volver a impartir su sabiduría desde otro banquillo.

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360