Después de anunciar recientemente la primera incorporación, la base serbia Aleksandra Stanacev, Embutidos Pajariel Bembibre sigue trabajando para poder contar con un proyecto de garantías en la queserá la quinta campañade la entidad del Bierzo Alto en Liga Femenina. Con su capitana, Esther Montenegro, con contrato en vigor después de firmar hace un año por dos temporadas, la primera renovación es la de una de las jugadoras más queridas por la hinchada rojilla, Orla O’Reilly, que ha prorrogado su vinculación con el club berciano por un año.

Sin duda, una vez que la capitana tenía confirmada su continuidad, era prioritario poder contar conalguna de las jugadoras que han protagonizado la consolidación del equipo berciano en la máxima categoría. La primera en sellar su renovación con la entidad rojilla es Orla O’Reilly, que a sus 26 años vivirá su cuarta campaña en el club del Bierzo Alto después de su incorporación en 2013.“Estoy orgullosa de vestir esta camiseta otra temporada más. Después de tres años, estoy muy contenta aquí”, apuntala escolta de Cork en declaraciones para el departamento de prensa del club berciano.

“Estoy muy motivada”, añade la irlandesa, impaciente por empezar a trabajar con su nuevo entrenador, el asturiano Fran García, al que conoce de la participación de ambos en el Campus de Amaya Valdemoro. “Conozco a Fran desde hace mucho tiempo y sé que él también tiene muchas ganas de trabajar y lo va a dar todo por el equipo y por el club”, subraya la escolta del cuadro rojillo.

Por su parte, el nuevo técnico del conjunto del Bierzo Alto afirma que “Orla es una jugadora nos va a dar versatilidad en las posiciones de 1, 2 y 3 -se está adaptando bien al puesto de base, precisa-. Conoce bien la competición y el equipo, por lo que es un seguro de vida”, remarca Fran García, que tiene un recuerdo positivo de su primer contacto con la irlandesa en el Campus de Amaya Valdemoro: “Se veía que era una jugadora que podía jugar en Liga Femenina, con buena mano y buena defensora”.

CON MUCHAS GANAS DESPUÉS DE LA LESIÓN DE LA PASADA CAMPAÑA

Desde su llegada procedente del Karlovy Vary checo, la irlandesa ha mostrado gran compromiso con el equipo y está “muy contenta” de poder seguir disfrutando de una hinchada tan fiel como la rojilla. “Una parte importante de jugar aquí es el apoyo de sus seguidores. Bembibre es un pueblo pequeño, pero tiene una de las mejores aficiones de la Liga Femenina. Con nuestro estilo de juego, estoy segura de que este año los aficionados van a disfrutar viendo al equipo”, comenta.

Deportivamente, la escolta de Cork ha mostrado una imparable progresión en sus tres primeros cursos en el cuadro bembibrense, añadiendo a su innegable capacidad anotadora una mayor implicación defensiva,lo que la convierte en una jugadora muy completa. La pasada temporada, en la que Embutidos Pajariel Bembibre acabó la liga regular en octava posición, se adaptó sin problemas a un nuevo rol en el equipo, cubriendo la rotación en la posición de base.

Esa última temporada, no obstante, fue complicada para O’Reilly, que sufrió una lesión que provocó su ausencia de las canchas durante parte de la segunda vuelta y lastró su participación en el tramo final de la misma. “Me perdí muchos partidos por la lesión, y en los que jugué, no lo pude hacer al 100%. Ahora tengo cuatro meses para trabajar, mejorar y disfrutar del baloncesto”, remarcala jugadora de Cork, que pese a esos condicionantes, acabó el curso con cerca de 7 tantos y más de 3 rebotes de media. Promedió, pese a todo, cerca de 25 minutos en pista en 21 encuentros disputados. Sin duda, realizó una gran primera mitad de campeonato después de ser MVP de la Copa Castilla y León y participar en el 3x3 Femenino de los Juegos Europeos de Bakú (Azerbaiyán) con su selección, Irlanda.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador