Un viaje de ida y vuelta. Un año después de su marcha, Ariel Edwards regresa a la que fue su primera casa en España: Embutidos Pajariel Bembibre. Lo que en los últimos días había sonado con fuerza en varios medios de comunicación se hace oficial: la ala-pívot estadounidense se convierte en la cuarta incorporación de la entidad del Bierzo Alto de cara a la temporada 2016-2017. Con 24 años recién cumplidos -el pasado jueves-, la neoyorquina firma por un año con el club berciano, ahora confirmada como una de las sensaciones de las últimas campañas en la máxima categoría del baloncesto femenino español. Con 1,90 de altura, su capacidad atlética y su buena mano le permiten ocupar en determinados momentos posiciones exteriores y la convierten en un peligro para las defensas rivales también en la pintura.

Bembibre se convirtió en 2014 en el primer destino overseas de Ariel, que llegó a España después de destacar en Penn State, precisamente la misma universidad en la que ha jugado el último año Brianna Banks, que ahora va a ser su compañera en el conjunto berciano. Antes de llegar al Bierzo estuvo a punto de disputar la WNBA con Tulsa Shock. En su primera temporada en Bembibre promedió más de 12 puntos y cerca de 4 rebotes en los veinticinco partidos que disputó. Jugó una media de casi 22 minutos por encuentro. Pese al interés del club berciano, no pudo concretarse su renovación en 2015.

Su despedida del Bierzo, no obstante, fue apoteósica, con un triple agónico en el último encuentro de la temporada ante Conquero Huelva Wagen. Gracias a esa canasta, el equipo rojillo sumó una victoria que le permitió acabar la liga en quinta posición. Sin duda, fue la rúbrica perfecta a un gran año de la norteamericana, que acabaría firmando por el Gernika Bizkaia, donde ratificó las buenas sensaciones que dejó en su primer año en España. La escuadra vasca acabó sexta y la ala-pívot promedió cerca de 12 tantos y más de 4 capturas para un 12,1 de valoración media en los veintiséis encuentros que jugó. Su participación superó los 24 minutos de media por partido.

UNA JUGADORA DE SOBRA CONOCIDA EN BEMBIBRE

Su nuevo entrenador, Fran García, ha declarado sobre Edwards que “es una jugadora a la que todo el mundo conoce en Bembibre. Este año ha hecho una temporada bastante sólida en Gernika. Es importante porque ayuda a abrir la cancha y a crear espacios desde la posición de 4. Con buen tiro exterior, capaz de echar el balón al suelo, buena en las penetraciones, rápida en las transiciones y con bastante buena intensidad defensiva. Necesitaremos que nos ayude en el rebote”, remacha el técnico del cuadro berciano.

“Es lo que estábamos buscando”, añade el nuevo entrenador del conjunto bembibrense, que también valora positivamente el hecho de que “se trata de una jugadora que ya conoce la Liga Femenina”. Además, destaca que, en sus conversaciones con Ariel, ésta le transmitió que “está muy contenta de volver. El trato a nivel personal en su anterior etapa fue muy bueno. Quiere hacer una buena temporada e ir creciendo para tratar de llegar a la WNBA en verano”, finaliza el preparador asturiano.

CON OCHO JUGADORAS, EL CLUB SIGUE TRABAJANDO

Con la vuelta de Ariel ya son ocho las jugadoras con las que cuenta Fran García para su primer proyecto en el Embutidos Pajariel Bembibre. La incorporación de la neoyorquina se une a los fichajes de su compatriota Brianna Banks y las balcánicas Aleksandra Stanacev y Dragana Svitlica. Además, con anterioridad se anunció la continuidad de Alba González, Vega Gimeno y Orla O’Reilly, que se unieron a la de Monty, que en 2015 firmó por dos temporadas. Ahora, el objetivo prioritario se centra en conseguir la contratación de una jugadora joven que ayude en la rotación en la pintura. Además, se pretende poder contar con alguna jugadora más con margen de mejora y ganas de trabajar y progresar.

Dpto. Comunicación CB Bembibre

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador