El Atlético Bembibre disputó un nuevo partido de pretemporada, en esta ocasión frente al equipo del CD Barco en el campo de Calabagueiros, bajo un sol abrasador. Las temperaturas eran tan altas, rondando los 40 grados, que el colegiado se vio incluso obligado a suspender el partido para que los jugadores pudieran beber agua y refrescarse.

Cobraron ventaja los locales con dos goles de los denominados psicológicos, al final del primer tiempo y al comienzo del segundo (minutos 43 y 48). Pero el Bembibre consiguió recortar diferencias con un golazo de Rubén, en un disparo desde fuera del área que se coló por la escuadra sin que el portero pudiera hacer nada para evitarlo. Rubén, al igual que la mayoría de sus jóvenes compañeros, está en continua progresión, y esto hace que vayan aflorando cualidades que le permiten seguir creciendo como futbolista.

Diego consigue anotar su primer gol con el Atlético Bembibre para empatar el partido cuando se cumplía el minuto 80, al rematar un centro de Macía tras el saque de una falta.

Parecía que el encuentro iba a terminar en tablas, pero en los minutos finales los locales consiguieron el gol de la victoria, al sacar partido de una situación de posible fuera de juego.

Ministro valoraba el partido como uno más de la pretemporada, donde pudo ver cosas buenas y otras malas que hay que corregir. También destacó el excesivo calor, que hizo que el equipo lo pasara especialmente mal en los minutos finales.

El próximo partido será el miércoles 10 de agosto en la Eragudina frente al Atlético Astorga.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador