Se disputó en la localidad lucense de Abadín, la segunda prueba puntuable para la Copa de España 2016 de deportes de inercia, donde Adrián Álvarez se proclamó vencedor, después de un magnífico descenso.

La competición se celebró sobre el circuito más extenso de todo el calendario, con sus 3.400 metros de longitud, caracterizado por una primera parte bacheada que enlaza hacia un tramo de asfalto más óptimo donde se alcanzan velocidades de 90 km/hora durante la mitad del recorrido, con picos de 100 km/hora, convirtiéndose también en el circuito más rápido de la Copa.

El fuerte viento y la niebla a última hora de la tarde, también fueron condicionantes importantes, por lo que es crucial una puesta a punto óptima de los vehículos para mantener una buena velocidad media y soportar las fuertes cargas laterales en las curvas de este descenso.

Adrián Álvarez consiguió imponerse en su categoría y en la clasificación general, superando a más de 70 participantes, con un tiempo de 2:044.596, seguido del leonés Iván Marcos con un tiempo de 2:44.629, con una ajustadísima diferencia de 33 centésimas ( en 3400 metros de descenso) , completó el podio el cántabro Iván Sánchez con un tiempo de 2:48.642.

En la clasificación general de la Copa de España quedan igualados en victorias, con una cada uno, el Leonés Iván Marcos y el bembibrense Adrián Álvarez, a la espera de que se decida el resultado final en las dos pruebas puntuables restantes.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador