En 2015, el 23% de los fallecidos usuarios de turismo y furgoneta (159 en vías interurbanas y 19 en urbanas) no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente, un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y cuya utilización reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. En 2015, en Castilla y Leon, el 21% de los fallecidos usuarios de turismo y furgoneta (20 en vías interurbanas) no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente.

Estos datos, junto con el uso imprescindible de dicho dispositivo en la seguridad vial, llevan a la Dirección General de Tráfico a realizar durante esta semana (del 12 al 18 de septiembre) una campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil comprobarán que los ocupantes de los vehículos que circulan por carretera llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad, poniendo especial énfasis en que los menores vayan perfectamente anclados en su silla correspondiente.

Como el uso de este dispositivo de seguridad es menor en las vías urbanas, tal y como recoge la encuesta sobre el uso de cinturón de seguridad de la DGT, se ha invitado a los ayuntamientos que disponen de policía local propia para que se sumen a la campaña realizando estos controles en las vías de su competencia.

VIGILANCIA A TRAVÉS DE CÁMARAS

La vigilancia del uso del cinturón de seguridad por parte de los agentes, se verá incrementada por la puesta en funcionamiento de 277 cámaras, 23 de ellas en Castilla y León, instaladas en las carreteras y que controlan de forma automatizada el uso de dicho dispositivo de seguridad.

El 60% de estas cámaras están instaladas en carreteras convencionales, que son las que registran mayor accidentalidad y siniestralidad, y el 40% restante, en vías de alta ocupación.

En las muestras realizadas en las cámaras en pruebas, el 1% de los conductores de los vehículos captados por las mismas iban sin cinturón de seguridad.

Para facilitar que los ciudadanos conozcan esta nueva forma de control del uso del cinturón con medios automatizados y su uso se incremente entre todos los ocupantes de los vehículos, durante el primer mes, la DGT enviará en breve a los titulares de los vehículos captados cometiendo dicha infracción una carta informativa comunicándoles que no hacían uso del dicho dispositivo de seguridad y que la sanción hubiera supuesto 200 euros y la detracción de 3 puntos (en caso de que sea el conductor el que no lo llevara puesto)

Esta carta informativa servirá para que los conductores que no suelen hacer uso del cinturón de seguridad adecúen su comportamiento de inmediato, porque un mes después comenzarán a tramitarse denuncias a cualquier usuario de vehículo que vaya sin cinturón y sea captado por las cámaras.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos