El valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 9 de mayo es de 416 mm, lo que representa en torno a un 14 % menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo (483.9 mm).

En el presente año hidrológico, que se inició el 1 de octubre de 2016, las cantidades de precipitación acumuladas no llegan a superar los valores normales en gran parte del cuadrante noroeste peninsular. En el norte de Castilla y León, las precipitaciones no han alcanzado la mitad de los valores normales.

Desde el 1 de octubre hasta el 9 de mayo de 2017, el déficit de precipitaciones acumuladas en los observatorios de León es:

León/Virgen del camino: la precipitación acumulada es de 222,3 mm, siendo la anomalía de precipitación de 139,9mm, un 39% menos de lo normal.

Ponferrada: la precipitación acumulada es de 319,8 mm, siendo la anomalía de precipitación de 162,8 mm, un 34% menos de lo normal

Situación de las reservas hidrológicas

A 8 de mayo, la reserva hidráulica peninsular (uso consuntivo) se sitúa en un 55,7%, inferior a la media de los últimos 5 años (74,5%) y a la de los últimos 10 años (70,3%).

Las reservas de la confederación hidrográfica del Duero se sitúan al 59,4% (inferior a la media de los últimos 5 años 87,1% y a la media 10 años 86,1%).

Actualmente en la cuenca del Duero, el sistema de indicadores establecido en el Plan de Sequía, reflejan que la cuenca ha estado cuatro meses consecutivos en situación de Alerta, por lo que se dan las circunstancias para que el Gobierno tramite, tal como establece el artículo 58 del texto refundido de la Ley de Aguas, la aprobación de un Real Decreto que posibilite la adopción de medidas extraordinarias de gestión que permitan distribuir los recursos hídricos existentes mediante restricciones que afectarán por igual a los distintos usos, manteniendo la prioridad absoluta que la Ley establece para el abastecimiento de la población.

 

 

 

compramostucoche.es

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360