Cruz Roja Española contará de nuevo con el apoyo de la Comisión Europea y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social para el desarrollo de acciones específicas de empleo con las personas más vulnerables y jóvenes inscritos en la garantía juvenil, a través de su participación en los programas operativos cofinanciados por los fondos de cohesión del Fondo Social Europeo.

Concretamente, la organización desarrollará iniciativas y proyectos de empleo en el marco del POISES, Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social, y del POEJ, Programa Operativo de Empleo Juvenil, a través del Fondo Social Europeo para el periodo 2016-2019.

Ambos programas tienen como objetivo mejorar la empleabilidad y promover el acceso al empleo de las personas y grupos sociales más afectados por el desempleo, como son las personas desempleadas de larga duración, las personas mayores de 45 años, los jóvenes sin cualificación inscritos en la garantía juvenil, las mujeres muy alejadas del mercado laboral o las personas en riesgo de exclusión social.

“Cruz Roja dedica todo el esfuerzo a mejorar las posibilidades de empleo de las personas con más dificultades de acceso al mercado laboral, reforzando sus capacidades para que puedan acceder a un empleo en las mejores condiciones” señala Javier Senent, Presidente de Cruz Roja Española.

Un horizonte: La igualdad de oportunidades y de trato en el empleo

“El Plan de Empleo de Cruz Roja cuenta con la colaboración de la sociedad, las empresas y las administraciones públicas, siempre con un objetivo: mejorar la empleabilidad de las personas más alejadas del mercado laboral para que tengan más oportunidades” señala Maika Sánchez, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja.

En la anterior edición del Programa Operativo Lucha contra la Discriminación, correspondiente al periodo 2007-2015, más de 126.000 personas mejoraron su empleabilidad de la mano de Cruz Roja, a través de los proyectos cofinanciados por el Fondo Social Europeo, administraciones públicas y empresas y un total de 43.413 personas accedieron a un empleo, logrando una tasa de inserción del 39%.

Trazar un camino propio

Las actuaciones de Cruz Roja en el marco de los dos nuevos programas operativos de empleo están dirigidas a apoyar a las personas más vulnerables en su camino hacia el empleo, destacando el apoyo a jóvenes inscritos en la garantía juvenil, desde la orientación a la búsqueda de trabajo hasta la propia inserción laboral, pasando por acciones formativas en competencias que permitan trabajar en un sector determinado. Una de cada tres personas ha mejorado sus competencias profesionales, aumentando así las posibilidades de acceder a un empleo.

Esta labor incluye acciones de sensibilización social, para promover la igualdad de oportunidades y de trato poniendo en valor las capacidades de las personas ante el empleo, independientemente de su sexo, edad u origen.

warhol_360
felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos