No quedan entradas para ver a Bruce Springsteen en concierto en Madrid, pero casualmente se inicia la reventa en una web que a su vez es propiedad de la misma empresa vendedora. Eso sí, las localidades ahora son más caras. Todo ello ha llamado la atención de numerosos espectadores y asociaciones de consumidores de usuarios, que toman cartas en el asunto y piden a las autoridades de Consumo y Espectáculos Públicos de la Comunidad de Madrid una investigación del proceso de venta de la plataforma Ticketmaster.

Facua Consumidores en Acción ha pedido explicaciones después de la denuncia de cientos de usuarios que mientras los pases se agotaban en apenas dos horas, se estaban ofreciendo al mismo tiempo en otra web. Pero esa web pertenece a la misma empresa.

Se trata de Seatwave.es, una página dedicada a la reventa de entradas entre particulares, donde se ofrecieron de inmediato los mismos pases para el mismo concierto por precios que llegaban a doblar el original (en el que ya Ticketmaster incluía una comisión del 10% por "gastos de distribución"), según informa Facua. Por ejemplo, las de 106 euros se vendían por 175, y las de 95 euros por 180.

Además, la organización alerta que en las transacciones en esta segunda web, “Ticketmaster saca aún más tajada con una doble comisión añadida a la original: tanto vendedor como comprador deberán pagar un porcentaje a Seatwave para completar la operación”. En total, entre la comisión que aplica Ticketmaster y la doble que añade luego su filial, más de un 30% de beneficio.

Un negocio redondo del que Seatwave.es intenta renegar: "Estás comprando entradas a terceras partes; ni Seatwave ni Seatwave España SL son los vendedores de las entradas", aclara a pie de web. Sin embargo, Facua no duda que “su enriquecimiento gracias a las abultadas comisiones cobradas por duplicado resulta evidente”.

En su denuncia, presentada ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid y el Área de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la CAM, exige que se determine si Seatwave tiene autorización para participar en el proceso de compraventa de entradas, tal y como establece el artículo 24 de la Ley 17/1997. Además, la asociación advierte del posible fraude que pudiera derivarse del hecho de que particulares ­–que pudieran individuales o empresas­– estén vendiendo masivamente entradas para distintos eventos en operaciones cuyos rendimientos pudieran escapar a cualquier regulación, incluida la fiscal.

Para ello, considera indispensable que la plataforma identifique a los particulares que operan en su web, cuya identidad permanece oculta durante los procesos de compraventa, a fin de evitar fraudes en ese tipo de operaciones.

warhol_360
felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos