La plataforma de afectados por la Hepatitis C de León ha denunciado públicamente el mal funcionamiento del FibroScan de segunda mano que puso en marcha el Hospital del Bierzo a finales del pasado año. Un aparato estropeado que provoca que muchos de los pacientes deban ser derivados al Hospital de León, a 120 kilómetros de distancia, o incluso al Clínico de Valladolid, a 240 kilómetros.

Desde la Plataforma recuerdan que en octubre de 2015 el Hospital anunció la adquisición del FibroScan, aparato y técnica que permite determinar el grado de fibrosidad y rigidez del hígado mediante  la técnica conocida como elastografía de transición, y su nivel de afectación a causa del VHC, evitando así en un porcentaje muy elevado la realización de otras pruebas como las biopsias invasivas. Así lo anunciaba el entonces gerente Alfonso Rodríguez Hevia, que decía entonces que esta "nueva tecnología" que lleva practicándose una década, atendía "una de las principales reivindicaciones de los afectados por esta enfermedad en la comarca".

Eso sí, también informó el responsable médico que el "nuevo" aparato que se incorporaba al hospital berciano era un equipo de segunda mano procedente del Complejo Hospitalario de León que funcionaba en la capital de la provincia.

Para la Plataforma de Afectados por Hepatitis C de Castilla y León la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León incumple el compromiso anunciado hace más de un año que aseguraba que todos los hospitales de referencia de la comunidad autónoma dispondrían de FibroScan, "extremo que con el paso del tiempo es patente que no se ha cumplido". "Esta circunstancia afecta tanto al hospital de Ponferrada, como al de León y Valladolid, ya que las derivaciones entre centros aumentan las listas y tiempo de espera", advierte la Plataforma.

El colectivo también alerta de que la demora en la realización de esta prueba, "que se puede ir a un tiempo entre seis y doce meses, añade más incertidumbre y desasosiego al colectivo de pacientes que ven cómo el diagnóstico del estadio de su enfermedad se retrasa innecesariamente, y por lo tanto también, la prescripción y suministro de los nuevos tratamientos antivirales que curan la enfermedad".

La Plataforma rechaza y condena la situación que se está viviendo en la comarca berciana y exige que por parte de los responsables sanitarios de la Junta de Castilla y León se tomen de forma inmediata medidas que garanticen rapidez en la realización de la prueba diagnóstica, ya que es vital que los enfermos que así lo precisan tengan acceso inmediato a la terapias.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos